Una jaula de 15000 euros

Los puntos rojos llenaron la feria el primer día dedicado a los compradores

Proyecto B, de Milán: una gallina que ha puesto un huevo
Proyecto B, de Milán: una gallina que ha puesto un huevo

Mucha actividad, bastantes coleccionistas y una barbaridad de puntos rojos junto a las obras de cada stand. El primer día de la feria, dedicado a los compradores y coleccionistas, se llenó. Una de las más madrugadoras fue la baronesa Thyssen, que fue directa al stand de Marlborough para hacerse con uno de los óleos circulares de Genovés, en su línea de gente en fuga. Distrito4 también fue agraciada con una obra de Iván Navarro, «Espejos y neón» que pagó Carmen Cervera. Los ojos buscaban con cierto morbo a Daria Zukhova, la esposa de Abramovic, al frente de The Garage. Su visita sigue siendo una incógnita.

En Espacio Mínimo estaban contentos. El año pasado el resultado fue más que satisfactorio y éste parece que van por el mismo camino: 13 piezas de Philip Jones (entre papeles y óleos) de todos los precios, y un par de obras de Antonio Montalvo. Cuenta José Martínez Calvo que la presencia de Rusia, como país invitado, se ha dejado notar en forma de importantes compras: «Ha pasado por aquí gente muy interesante, y buenísimos coleccionistas internacionales, algunos de los cuales no han estado en Arco nunca y este año han querido venir». Helga de Alvear ha vendido una obra de Santiago Sierra a la Fundación Masaveu y ella misma, una de las grandes coleccionistas que hay en España, aprovechó el martes para adquirir alguna pieza.

Talentos emergentes
El desembarco de la Fundación Coca-Cola ha sido notable por la compra de ocho obras. Y estamos en el primer día. Las firman artistas de la talla de Philipp Frölich, Filipa Cesar, Gonzalo Puch y Jorge Yereguy, además de promesas como la salmantina Sol Martínez, hacia quienes apuntan en la institución. La inversión de la compañía tiene previsto aumentar en un 25por ciento con respecto a la de 2010.

Si el martes, Alberto de Juan y sus chicos trabajaban a destajo para dejar el stand de Max Estrella prácticamente planchado, ayer no tenían un minuto libre para atender a los clientes que se acercaban. ¿La pieza estrella de la galería Max Estrella? Por lo menos la más fotografiada ha sido una jaula con periquitos vivos dentro (quien adquiere la pieza se los lleva incluídos), vendida a un particular por 15.000 euros. La firma Marlon Azambuja, artista brasileño de treinta y pocos que trabaja este año por primera vez con la galería. Mientras caía la noche y no decaía el ánimo, los puntos rojos iban cubriendo las paredes. No es cuestión de contra a ver quién tenía más, porque aún queda la jornada de hoy, muy fuerte en cuanto a ventas. Pero el ambiente es bueno. Lo dicen todos.


El detalle: ¿QUÉ FUE ANTES, EL HUEVO O LA GALLINA?
Artistas consagrados y emergentes, vendedores natos y aquellos que van a Arco por primera vez. Los compradores y coleccionistas que pasaron ayer sí fijaron su mirada en el futuro. En el pabellón 10 puede toparse de bruces con un zoo que ha traído Proyecto B, de Milán: una gallina que ha puesto un huevo (en la imagen), un loro azul encaramado a un botiquín de pared y un búho encima de un contenedor.