Otro avance (terminológico): pasamos de «los números rojos a los verdes»

La «número dos» del Ejecutivo, Mar Moreno, garantiza que el plan de ajuste presupuestario «no será abrupto».

La consejera de Presidencia y portavoz del Ejecutivo andaluz, Mar Moreno, ayer tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno
La consejera de Presidencia y portavoz del Ejecutivo andaluz, Mar Moreno, ayer tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno

SEVILLA- El Gobierno andaluz defendió ayer por «imprescindible» la política de congelación presupuestaria que aplicará en los dos próximos años, un ajuste que «no será abrupto» y que justifica en que los indicadores de la comunidad «demuestran que pasamos de los números rojos a los verdes». Así lo anunció la consejera de Presidencia, Mar Moreno, tras la reunión del Consejo de Gobierno, dando una vuelta de tuerca más al lenguaje de la recuperación económica. Primero fueron los «brotes verdes» que apreció el Gobierno central, luego el Ejecutivo andaluz vislumbró la «luz al final del túnel», el presidente de la Junta situó recientemente la situación en la «rampa de salida de la crisis» y ahora, cuando oficialmente se ha quebrado a nivel nacional la espiral de recesión, la «número dos» del Ejecutivo propone un nuevo avance terminológico: «los números verdes».Según su análisis, la economía andaluza viene registrando en los últimos meses un «cambio de tendencia, datos alentadores» después de dos años de indicadores negativos sucesivos. «Hemos pasado del binomio de la crisis y el déficit público al de la contención del gasto y recuperación», expresó Moreno.La también portavoz del Gobierno detalló todos y cada uno de los indicadores «positivos» que evidencian que «dejamos atrás» la recesión económica. A estos, sumó la «mejora» en el mercado laboral y el crecimiento de las afiliaciones a la Seguridad Social, a pesar de que los datos de la EPA del primer trimestre del año ofrecían una tasa de paro de más del 27 por ciento (casi 1,1 millón de desempleados). El «ascenso sostenido» de la confianza de los consumidores es otro factor, en su opinión, a tener en cuenta. Por ello, el Gobierno concluye con «toda prudencia y confianza» que la economía andaluza vive el «final» de la crisis y está en la «rampa de salida» de la recuperación. Sobre la orientación de los ajustes y la congelación presupuestaria, la consejera sostuvo que «hay margen» para gastar mejor y optimizar el gasto corriente que no es prestación de servicios.