El PSOE allanó el regreso del alcalde tránsfuga de Benidorm

Navarro no tuvo que pasar el filtro de la Comisión de Listas

El pasado sábado, el Comité Federal de los socialistas dio el visto bueno a la candidatura del alcalde tránsfuga de Benidorm, Agustín Navarro
El pasado sábado, el Comité Federal de los socialistas dio el visto bueno a la candidatura del alcalde tránsfuga de Benidorm, Agustín Navarro

MADRID- De tránsfuga ejemplar a candidato municipal del PSOE. Agustín Navarro, actual alcalde de Benidorm, aupado a la Alcaldía gracias a una maniobra política contra el PP, figura ya de forma oficial en las listas socialistas para los comicios de 2011. Una noticia que a muy pocos ha cogido por sorpresa. Y es que los socialistas llevan más de un año planificando la estrategia para allanar su regreso al partido.
La moción de censura ideada por los trece tránsfugas –doce del PSOE y uno del PP– suponía un grave incumplimiento del Pacto Antitransfuguismo. Así, decidieron abandonar el partido y desvincularlo de esta maniobra. Sin embargo, Navarro nunca ocultó su intención de regresar. Dicho y hecho. El primer truco político se produjo en el Comité Federal del PSOE celebrado en julio. Allí, y sin apenas hacer ruido, se aprobó un reglamento que modificaba el proceso de selección de los candidatos. El cambio afectaba, entre otros puntos, a la inclusión de candidatos independientes, como Navarro.
La trampa estaba hecha. Respaldado por las cúpulas socialistas de Benidorm y Alicante, así como por el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, el tránsfuga se libraba de pasar el filtro de la Comisión de Listas. El caso estaba ya en manos del Comité Federal, «único órgano competente» para aprobar candidaturas que no estén lideradas por militantes socialistas. Tras salvar ese escollo, el regreso era cuestión de tiempo.
El pasado sábado el Comité Federal de los socialistas amparó la vuelta del tránsfuga. Y todo, pese a las voces en contra, como la del vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, cuya labor al frente del Pacto Antitransfuguismo quedaba en entredicho tras ser ninguneado por su partido. Pero no es el único motivo para sacar los colores al Ejecutivo. Y es que, para más inri, el borrador del programa del PSOE para las municipales de 2011 señala que en sus listas electorales no figurarán personas «que hayan protagonizado episodios de transfuguismo».