Premios Goya: sólo para mayores

La Academia de Cine publicó ayer los nuevos estatutos de los premios Goya y dos fueron las novedades que inmediatamente llamaron la atención.

Marina Comas, de 9 años, mejor actriz revelación por «Pa Negre» en los pasados Goya
Marina Comas, de 9 años, mejor actriz revelación por «Pa Negre» en los pasados Goya

La categoría de mejor cinta hispanoamericana pasará a denominarse «mejor película iberoamericana» y se abrirá así a la lengua portuguesa al englobar a Portugal y Brasil, algo que para el presidente de la institución, Enrique González-Macho, no tenía mucho sentido, «pues no me parece de recibo excluir a dos países como estos porque la comunidad iberoamericana es la que es, y no podemos dejarlos fuera».

Sin embargo, lo que ya ha provocado una auténtica revolución en la red es el hecho de que, a partir de ahora, los menores de 16 años no podrán optar a un premio Goya. «Se trata de una medida de prevención y prudencia. Lo hemos sopesado y nos hemos dejado asesorar por pedagogos, que del tema entienden», señala González Macho, quien asegura que la medida ha sido tomada por unanimidad de los miembros de la Junta y que no pretende provocar polémicas

Ni veto ni oportunismo
«El optar y poder llevarse un galardón tiene una enorme repercusión mediática y puede hacer que el niño esté sometido a enormes presiones que le pueden provocar problemas. Lo grave sería que pudiera suceder algo y que la Academia en ese caso tuviera una responsabilidad moral», explica GonzálezMacho, quien recuerda que han sido varios los niños que se han llevado el Goya a casa.

Los casos más recientes son los de Francesc Colomer (11 años) y Marina Comas (9) por «Pa Negre» (9 años), en la última edición de los galardones. Otros niños actores han sido en 2009 Nerea Camacho por «Camino» (12 años); Ivana Baquero, por «El laberinto del fauno» (12); María Valverde, por «La flaqueza del bolchevique» (16); Juan José Ballesta por «El bola» (14); y Andoni Erburu por «Secretos del corazón» (10).El presidente de la Academia de Cine piensa en voz alta: «Muchas veces, desde casa, me preguntaba qué sería de esos chavales al día siguiente de tener el Goya en la mano. Y ahora que hemos tenido la oportunidad lo hemos planteado. Espero que sea una medida socialmente aceptada, aunque ya me están poniendo verde en twitter. Que quede claro que nadie nos ha presionado y que no se trata de una medida oportunista», dice.

¿Es un veto de la Academia? Y contesta de manera fulminante: «Tampoco pueden trabajar los niños en las minas ni en la construcción». Una de las primeras voces que se escuchó ayer fue la de el director David Trueba. Habló desde Oviedo y dijo que ve en la decisión de la Academia «un cierto paternalismo» para «organizar el voto de sus miembros». «Ya que no puedo cambiar lo que vote la gente, vamos a organizarles el voto para que no puedan votar a niños», explicó.

Europa y EEUU, sin restricción
González-Macho ha entrado con fuerza en el palacete de la calle Zurbano. Sin embargo, para la adopción de esta medida no ha mirado ni a Europa ni ha EEUU. En Francia, país al que en materia de cine España no quita ojo, no posee límite de edad para que sus actores puedan optar a llevarse un premio César. Con los Donatello, en Italia, ocurre exactamente lo mismo. La Academia de Cine y Televisión de Reino Unido (Bafta) tampoco tienen restricciones en las edades de los actores y actrices para ser nominados. A los Oscar pueden optar intérpretes sea cual sea su fecha de nacimiento. Una de las actrices más jóvenes en recibir la estatuilla fue Abigail Bresling por «Pequeña Miss Sunshine» (2006), en la imagen.