Díaz Trillo contra los «privilegios» de la «derecha reacia a los cambios»

El consejero de Medio Ambiente asegura que los empleados de la Agencia Andaluza del Agua estarán en la consejería.

Los empleados de la Agencia Andaluza del Agua protestaron el pasado viernes ante Griñán en Jaén
Los empleados de la Agencia Andaluza del Agua protestaron el pasado viernes ante Griñán en Jaén

SEVILLA- El consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, aseguró ayer que las críticas suscitadas en los últimos días tras la aprobación del Gobierno andaluz del decreto-ley de reordenación del sector público, pueden ser consecuencia de «la alergia que tiene la derecha a los cambios». El titular de Medio Ambiente recordó que en los últimos cinco años Andalucía ha ido asumiendo competencias en cuanto a la gestión del agua de la comunidad autónoma que está siendo gestionada por el Gobierno andaluz, lo que «incomoda a la derecha».
«Más allá de esa posición conservadora y reacia a los cambios», aseveró Díaz Trillo, el destino de la administración del agua es un destino imparable porque, poco a poco, se ha profundizado en el autogobierno» en los últimos años.
Por ello, y frente a «las mentiras e insultos recibidos en las últimas semanas», el consejero puntualizó que «no vamos a permitir la defensa de privilegios». En esta línea, quiso trasladar tranquilidad a los trabajadores de la Agencia Andaluza del Agua que «no tienen nada que temer», ya que serán integrados en la Consejería de Medio Ambiente por razones de «ahorro, eficiencia y, lo más importante, ofrecer un mejor servicio público a los ciudadanos».
Además, advirtió de que «esos grupos aislados y minoritarios» que critican el decreto-ley mantienen una posición «de defensa de privilegios y política y para nada administrativa y de defensa de los derechos de los trabajadores».
Por otro lado, Díaz Trillo aclaró que ya se está negociando en la mesa correspondiente con la Consejería de Hacienda y Administración Pública y los representantes de los trabajadores, concretamente UGT y CC OO, el traslado a Medio Ambiente.
La pasada semana el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, fue testigo de sonadas protestas de los funcionarios públicos, manifestándose en contra de la polémica reforma. Durante sus visitas a Jerez de la Frontera y Jaén tuvo que escuchar las consignas de los sindicatos de la Administración.