Obama: turismo en Florida para paliar los efectos del vertido

El presidente de EE.UU., Barack Obama, y su familia viajarán hoy a Florida, en la zona de la costa del Golfo de México, donde pasarán 27 horas para promover el turismo local, un sector fuertemente golpeado por el derrame de petróleo.

Obama hace turismo en Florida para paliar los efectos del vertido
Obama hace turismo en Florida para paliar los efectos del vertido

Obama, su esposa, Michelle, y sus dos hijas, Malia y Sasha, partirán esta mañana hacia Panama City (Florida) y regresarán a Washington mañana por la tarde, en una estancia de 27 horas.


Se desconoce el itinerario completo de los Obama en Florida, aunque la Casa Blanca adelantó que Obama prevé realizar una mesa redonda con líderes de la pequeña empresa para hablar sobre el impacto del vertido en la zona.


Se prevé que durante ese encuentro, Obama delinee la próxima fase de la respuesta al desastre ecológico, ahora que BP ha logrado contener el derrame del crudo.


El derrame de millones de barriles de petróleo de la empresa BP en el Golfo de México, a raíz de una explosión en la plataforma Deepwater Horizon el pasado 22 de abril, produjo el cierre de numerosas playas y puso freno a la producción pesquera en grandes partes de Luisiana, Mississippi, Alabama y Florida.


"El turismo en Florida y a lo largo de la costa del Golfo es la economía. Esta es una oportunidad para destacar la noción de que esta importante región del país sigue bien y abierta a los negocios", explicó el viernes el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.


"También dará al presidente la oportunidad de hablar con aquellos afectados por el daño causado por BP, y el deseo de hablar de nuevo con ellos sobre lo que debe ocurrir en adelante para arreglar el daño ocasionado, tanto de forma económica como ambiental", agregó.


Presionado sobre si en realidad 27 horas en Florida pueden considerarse una vacación familiar, Gibbs contestó que el mandatario "va a divertirse".


"Si se mete o no en el agua, claramente eso es causa de debate. Pero, miren, él tendrá una oportunidad de gozar la belleza física del Golfo y realizar algo de trabajo al mismo tiempo", matizó Gibbs.


Gibbs dijo que Obama estará acompañado en este viaje por el secretario de la Armada (Navy), Ray Mabus, a cargo de las tareas de recuperación a largo plazo en la costa del Golfo de México.


Si la idea del viaje es promover la confianza en el turismo en la zona, la Casa Blanca se topó con el escepticismo de la prensa debido a la corta estancia de Obama en Florida.


Aún así, las autoridades esperan que las fotos de la familia presidencial paseando en una playa de Florida basten para surtir efecto.


Desde poco después del accidente, Obama ha pedido a la opinión pública que no dé la espalda al turismo en el Golfo de México, e incluso ha insistido en la seguridad del consumo de mariscos provenientes de sus aguas.


El domingo pasado, la Casa Blanca sirvió camarones de la zona durante una barbacoa para celebrar el 49 cumpleaños del mandatario.


Obama regresará a Florida el próximo miércoles para apoyar al legislador demócrata Kendrick Meek, que disputará el escaño por Florida en el Senado frente a su principal rival, el multimillonario Jeff Greene, en las primarias demócratas del próximo 24 de agosto.


A partir del próximo 16 de agosto, Obama y su familia pasarán diez días en Martha's Vineyard, una isla exclusiva en las costas de Massachusetts.