A la manera de Aretha Franklin por Carlos Jean

Amy Winehouse fue la responsable de que muchos jóvenes conozcan el soul. Es una pérdida terrible que me entristece profundamente.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Su capacidad de interpretación es inigualable, hacía muchos años que no escuchaba algo así. Era un auténtico fenómeno. En definitiva, poseía como nadie el don de cantar. Pero Winehouse no era sólo una buena voz. La carencia y la forma de colocar las palabras era algo extraordinario en ella. Si se hubiera dedicado al flamenco, hubiera sido una cantaora increíble. En su single «Rehab», por ejemplo, tiraba para atrás el famoso «No, no, no» como nadie. Sólo las grandes divas del soul pueden interpretar de esa manera, como lo hacía Aretha Franklin. Sin embargo, su influencia va mucho más allá de lo musical. Además de que tras su éxito surgieron muchas cantantes del mismo estilo, su estética fue ampliamente imitada. Despertó el estilo de los años cincuenta de nuevo. Winehouse poseía un alma especial y una forma de pensar de la que, sin duda, surge su manera de cantar. Ahora mucha gente entra en la polémica sobre cómo era su estilo de vida y sus excesos. En realidad, creo que la vida que llevaba aportó bastante a su forma de interpretar.