El nuevo sistema de unidades de gestión clínica será una realidad el próximo año

Dará a los profesionales más capacidad de decisión y gestión de los recursos

VALLADOLID- Los profesionales de la Sanidad pública acaparan el protagonismo del futuro sistema de Salud con un gran objetivo: garantizar su sostenibilidad. Para ello, se les va a dotar de más capacidad de decisión y gestión de los recursos humanos, técnicos o asistenciales para ahorrar costes y, sobre todo, ser más eficientes y prestar un mejor servicio y atención a los pacientes.
La Consejería de Sanidad lleva tiempo trabajando en un nuevo sistema de unidades de gestión clínicas, que empezará a funcionar el próximo año. Antes, y a lo largo de este, se aprobará un decreto que regulará una serie de requisitos para la constitución de estas unidades, sus objetivos y también los incentivos. Un nuevo y ambicioso sistema que , en palabras del consejero Antonio María Sáez Aguado, pretende superar la cultura y los modelos de gestión empleados hasta ahora, donde, entre otras cosas, se distribuían de forma genérica los incentivos entre los profesionales, en función de los resultados de un hospital. Con la nueva regulación, una parte de estos incentivos estarán vinculados a la remuneración económica del profesional que haya adquirido méritos, y otra estará vinculada con la docencia, la formación continuada y la investigación. En este sentido, el consejero recordaba que se está trabajando con el Ministerio de Sanidad en la búsqueda de acuerdos retributivos médicos que estén vinculados a la función que un profesional desempeña y sus resultados.
Estas unidades de gestión clínicas no tendrán potestad para comprar material sanitario ni para contratar personal, ya que de eso se sgeuirá encargando cada hospital, pero sí que cada unidad podrá decidir sobre cómo distribuir los recursos para aprovecharlos de la forma más eficaz y eficiente posible.
Este sistema funciona de forma positiva desde hace apenas un mes de forma experiemental en la Unidad de Cardiología del Hospital Clínico Universitario de Valladolid y en la Unidad de Psiquiatría del Complejo Asistencial de Zamora. Sus responsables, Alberto San Román y Manuel Franco, respectivamente, valoran la buena acogida y el compromiso de los profesionales. «Algo que -destacan- se está notando ya en el ahorro y en una mejor atención y mayor rapidez en los diagnósticos y en los trámites administrativos».