Europa

José Carrillo toma posesión este viernes como rector de la Universidad Complutense de Madrid

El catedrático de Matemática Aplicada José Carrillo tomará posesión este viernes, 3 de junio, como rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y releva a Carlos Berzosa, que ha ostentado este cargo durante dos legislaturas, según han informado a Europa Press fuentes de la institución.

Carrillo fue vencedor en la segunda vuelta de los comicios universitarios, que se celebraron el pasado mes de abril, y en la que se enfrentó a José Iturmendi. Atrás quedaron los otros cuatro candidatos: Carlos Andradas, Luis Perdices, Francisco Aldecoa y Jesús Sánchez Lobato.

José Carrillo tendrá que hacer frente durante su etapa en el Rectorado a la adaptación del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) y a la situación de deuda de la institución. Según los cálculos de la Comunidad de Madrid, la Universidad adeuda cerca de 150 millones de euros.

Carrillo ha destacado que su proyecto para los próximos cuatro años consiste en transformar la Complutense en una universidad "de referencia en Europa en los próximos años". "La UCM está en una encrucijada, todos estamos ante la misma disyuntiva", ha dicho, al tiempo que ha hecho un llamamiento a la comunidad educativa para que acudan a votar. 

"Recuperar la Universidad es conseguir una gestión rigurosa, eficaz y transparente basada en un plan de ahorro que permita una refinanciación óptima de la deuda", ha añadido el catedrático, que también apuesta por potenciar "la investigación de calidad"y mejorar los programas de postgrado

Dice Carrillo, además, que la emblemática universidad madrileña "debe avanzar en muchos campos". "Debe mejorar en la calidad de su docencia e investigación pero también debe dar pasos en la integración y la igualdad, en el funcionamiento democrático y la transparencia, en sus relaciones humanas, en el enriquecimiento del debate y en la normalización de la discrepancia, en la modernización de sus estructuras organizativas y de sus infraestructuras, en la prevención de riesgos y la salud laboral y en su servicio e imagen ante la sociedad", argumenta.

Asimismo, señala que el cargo académico es "un servicio público y a la Universidad Complutense", y "nunca un ejercicio de poder personal al que uno se aferra desesperadamente", algo en lo que, considera, se ha convertido la política del actual rector Carlos Berzosa.

También cree que la situación actual por la que pasa la emblemática universidad madrileña es "grave". "Tiene una deuda de más de 152 millones de euros debida en parte a la falta de transferencias de la Comunidad de Madrid y posiblemente a ineficiencias en el gasto público; hay una evidente falta de transparencia, son patentes las irregularidades en el funcionamiento de algunos órganos colectivos y por lo tanto existe un déficit democrático, las políticas académicas brillan por su ausencia y algunos compromisos no se cumplen", critica.

Una de sus propuestas pasa por trabajar más intensamente en la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior, para convertir la universidad en "más competitiva". "Debe trabajar (la universidad) decididamente por un incremento de sus cotas de calidad tanto en la docencia como en la investigación, en la innovación y en la transferencia a la sociedad. Este es el camino para convertir a la UCM en una universidad de referencia internacional", asegura.

También ha manifestado que la Universidad debe ser "de las personas para las personas", de manera que "cada miembro se sienta una parte importante". "Necesitamos un proyecto en el que quepa toda la comunidad universitaria, donde se tenga en cuenta el esfuerzo individual y colectivo, donde cada uno ocupe el lugar que le corresponda por su capacidad, sus méritos y su compromiso con la Universidad", señala.