Libros

Ruth Ortiz: «Bretón ha matado a mis hijos y los ha ocultado»

Madrid- Sin duda alguna, fue el día de la madre más triste para Ruth Ortiz. La madre de los dos niños desaparecidos en Córdoba hace siete meses declaró ayer que José Bretón, el padre de los menores, «es un asesino y, aunque no los encuentren los ha matado y los ha ocultado». Por primera vez desde que el pasado 8 de octubre desaparecieran sus hijos Ruth y José, Ortiz cambió su discurso y abandonó la idea que tenía de encontrar a los niños con vida. «Cualquier día da igual sin mis hijos», aseguró Ortiz, que también declaró que ya no tiene «esperanzas de encontrarlos».

Las declaraciones se produjeron a las puertas de la cárcel cordobesa de Alcolea, hasta donde se desplazó junto con un centenar de personas, en una marcha en bicicleta para pedir la vuelta de los pequeños.

Los ciclistas salieron desde el puente de El Arenal de la capital cordobesa y llegaron hasta la prisión provincial donde está ingresado Bretón, padre de los niños de seis y dos años. Una vez en la puerta, soltaron varias palomas blancas y Ruth Ortiz se dirigió a los medios de comunicación para hacer unas declaraciones, en las que también aprovechó para agradecer a todos la iniciativa y dijo sentirse «muy agradecida por todos los que han venido».

La ruta pasó por la finca de Las Quemadillas, donde se detuvieron para colgar carteles en la puerta de acceso al lugar donde la Policía ha centrado gran parte de la búsqueda, y que es propiedad de la familia de Bretón.

El acto tuvo lugar una hora y cuarto después de la salida de prisión de los padres de José Bretón, que acudieron al centro penitenciario a visitar a su hijo encarcelado.

 

Con piedras ante el portón
Fue el momento más duro. Ruth descargó algo de la tensión que acumula desde hace siete meses cuando se detuvo ayer por la mañana en la parcela de Las Quemadillas, el último lugar en el que se vio a los niños. Se bajó del coche y mostró su indignación golpeando el portón con piedras. Su madre, Obdulia, la acompañó y pegó algunos carteles en los que se pedía la libertad de los dos menores desaparecidos el 8 de octubre del pasado año.