Los hematólogos desaconsejan los bancos privados de cordón umbilical

La Razón
La RazónLa Razón

Apesar del auge de las empresas que conservan células de cordón umbilical en el extranjero, los expertos argumentan que el almacenamiento de sangre de cordón umbilical debería llevarse a cabo en bancos públicos en vez de privados. Esta técnica puede salvar la vida de personas con leucemia, linfomas, anemia plástica, etc. Pero si un enfermo nace con una patología no le servirá de nada almacenar sus propias células al nacer, ya que «es muy probable que la alteración genética causante de la enfermedad también esté presente en la sangre de cordón umbilical almacenada», explica Guillermo Sanz, jefe de la sección de Hematología clínica del Hospital La Fe de Valencia. Además, los hematólogos consideran que deben cumplirse unas garantías mínimas en el proceso: «tienen que ofrecer una información veraz a las madres sobre la utilidad real de este tipo de sangre –continua– y han de exigir que su transporte, congelación y almacenamiento se haga con los mismos criterios de calidad que en los bancos públicos». España ha sido pionera a nivel mundial en la creación y desarrollo de bancos públicos de sangre de este tipo. Sólo el de Barcelona envía más de 1.000 unidades a centros de todo el mundo.