José Rolando Álvarez ofrece activar entre todos la capacidad de emprendimiento

El presidente de la Cámara sella con ATA acuerdos en beneficio de los autónomos

VALLADOLID- El presidente de la Cámara de Comercio de Valladolid, José Rolando Álvarez, plantea la necesidad de reforzar las grandes políticas, para combatir el cierre de empresas por la crisis. En este contexto, manifiesta que «hay mucha capacidad de emprendimiento que debe ser activada». Al respecto, considera que «si hay dinero para rescatar bancos, tendrá también que haberlo para apoyar a los autónomos». Así lo ha expuesto, tras sellar dos acuerdos entre la entidad cameral y la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), que unen fuerzas para prestar más y mejores servicios, a partir de la promoción en ATA de la Escuela Internacional de Cocina (EIC) «Fernando Pérez» de Valladolid y el acceso de los afiliados a esa organización a los servicios de la Cámara vallisoletana en condiciones ventajosas.
Álvarez, quien ha recordado que el 95 por ciento de los empleos los crean compañías de menos de 50 trabajadores, ha animado a las familias a emprender, afiliarse a ATA y abrir su propio negocio. «La solución de verdad llegará cuando se entienda que sin emprendedores no se va a crear empleo», dice.

Alfombras rojas
Por su parte, el responsable nacional de ATA, Lorenzo Amor, secunda esa necesidad de apoyar la iniciativa privada y reclama «alfombras rojas» para el emprendedor que pretenda ser autónomo.
Amor ha sido también rotundo al manifestar que «en los próximos meses, será más fácil que quien lo pretenda cree su propio trabajo, que encontrarlo por cuenta ajena» y al respaldar la tesis de José Rolando Álvarez al considerar que «de esta crisis saldremos de la mano con los autónomos».
Soraya Mayo, presidenta autonómica de ATA, asegura que con los acuerdos, «la EIC crecerá exponencialmente», a la par que ha valorado la importancia de compartir sinergias y esfuerzos, «máxime cuando ambas instituciones buscamos lo mismo». Del mismo modo, ha remarcado que para que las empresas sean competitivas hay que profundizar en reforzar la información, formación y soluciones a medida que reciben. «De enterarse o no de estos recursos, depende la supervivencia de muchas», apunta.