Un terrorista español adiestra a los nuevos yihadistas de Al Qaida

Al Qaida ha colgado, en la página desde la que pretende dirigir la «yihad« (lucha) global, los vídeos en los que «Abu Musad Al Suri», el alias del sirio Mustafa Setmarian Nasar, nacionalizado español, enseñaba las distintas técnicas para cometer atentados contra objetivos civiles, como estadios, trenes, barcos, aeropuertos y grandes edificios.

Un terrorista español adiestra a los nuevos yihadistas de Al Qaida
Un terrorista español adiestra a los nuevos yihadistas de Al Qaida

Este individuo fue detenido en 2005 en Pakistán por el Servicio Secreto, el ISI, y, en la actualidad, se desconoce su paradero.

Aviones kamikaze
Se trata de grabaciones ya conocidas en las que recomendaba el uso de aviones kamikaze, como en los atentados del 11-S y, en general, cualquier tipo de explosivo o arma con el que se pueda producir el mayor daño. La novedad reside tanto en que los vídeos han sido actualizados ahora por el grupo criminal que encabezaba Osama Ben Laden, muerto recientemente en Pakistán en una acción militar de EE UU, como en que han aparecido después de que los nuevos cabecillas, entre ellos el egipcio Ayman Al Zawahiri, hayan jurado venganza.

Expertos antiterroristas españoles consultados por LA RAZÓN subrayan que este hecho no supone un incremento de la amenaza que ya existe contra los países occidentales tras la muerte de Ben Laden, pero, «sin duda, debe ser tenido en cuenta». Setmarian fue, hasta su detención, uno de los grandes teóricos «militares» de Al Qaida. Se trata de un terrorista extremadamente peligroso, según se pone de manifiesto en las grabaciones que han sido difundidas de nuevo.

Según interpretaciones realizadas en páginas web que siguen de cerca el terrorismo islamista, coincidentes con las de los expertos consultados por este periódico, Al Qaida pretende entrar en una nueva fase de «guerra contra Occidente», con la que intenta implantar un «califato a nivel mundial». El objetivo inmediato sería cometer atentados en los países implicados en la guerra de Afganistán (en especial EE UU) y, en general, en los que forman parte de las alianzas que luchan contra el terrorismo islamista.

A Setmarian se le atribuye el diseño de Al Qaida como «franquicia» o referente, y no como organización de tipo piramidal, que es como ha trabajado la banda terrorista desde su fundación. Cuenta con un amplio historial delictivo y fue identificado por un testigo protegido como uno de los autores materiales del atentado cometido en 1985 en el restaurante «El Descanso», en Madrid, en el que fueron asesinadas 18 personas y heridas un centenar.
Nacido en Alepo (Siria) en 1957, en 1980 huyó a Jordania ya que formaba parte del grupo islamista «Hermanos Musulmanes».

En Irak aprendió el uso de explosivos y, tras una corta estancia en Francia, llegó a nuestro país en 1985, donde organizó la primera célula islamista que operó en territorio nacional. Dos años después, contrajo matrimonio con una española, Helena Moreno –con la que tiene tres hijos– y obtuvo la nacionalidad. Durante dos años vivió en Granada y, en 1996, se trasladó a Londres, donde dirigió la revista «Al Ansar», órgano de prensa del Grupo Islámico Armado (GIA) argelino.

En la capital británica conoció al emir Omar Mahmud Othman, alias «Abu Qutada Al Filistini», uno de los máximos cabecillas de Al Qaida en Europa, fundador del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), que se convirtió después en Al Qaida para el Magreb Islámico (AQMI). Setmarian viajaba con asiduidad a Afganistán, donde montó un campamento de entrenamiento. En los meses previos a los atentados del 11-S, colaboraba estrechamente con los talibán. Estados Unidos llegó a ofrecer una importante recompensa por su detención, que nunca fue confirmada oficialmente.