Javier Fernández afronta la sesión de investidura como único candidato

Un año después de las elecciones autonómicas que llevaron al poder en Asturias a Francisco Álvarez-Casos, el socialista Javier Fernández afronta desde mañana la sesión de investidura que le convertirá en el séptimo presidente del Principado y en la que será el único candidato que concurra.

El Grupo Socialista había formalizado el viernes la candidatura de Fernández mientras que PP y Foro no hicieron pública su decisión de optar o no a la investidura y hubo que esperar al cierre del plazo para su presentación, a las 10:00 horas de hoy, para constatar que ninguna de las dos formaciones se presentaría a la investidura.

El candidato socialista será así el único orador que intervenga mañana a partir de las 10:00 horas ante el pleno de la Junta General en el que Fernández tiene garantizada su elección el próximo miércoles al contar con el respaldo de sus 17 diputados, de los cinco de IU y del único de UPyD, que suman la mayoría absoluta.

Según la portavoz parlamentaria de Foro, Cristina Coto, su grupo había decidido no optar a la investidura dado que, tras el acuerdo del PSOE con UPyD y con IU, carecía de lógica "presentar candidatos que previsiblemente no van a ganar esa elección".

Para la presidenta regional del PP, Mercedes Fernández, su grupo había renunciado a presentarse porque no tenía ninguna posibilidad de salir adelante y tendría únicamente un carácter "testimonial"que sólo serviría para "distraer el debate".

En las horas previas al inicio del debate, el candidato del PSOE, que se convertirá en el quinto presidente socialista de Asturias, se ha centrado en trabajar en su discurso y en cerrar la composición de su gobierno que, según han indicado a Efe fuentes de esta formación, no está previsto que haga público el miércoles tras ser investido presidente como había sido habitual en anteriores ocasiones.

Fernández dispondrá así de mayor plazo para formar su gabinete, a la espera de la respuesta de IU a su oferta para conformar un gobierno de coalición, antes de que el próximo sábado, día 26, se celebre su toma de posesión como presidente del Principado, a la que asistirá el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Este retraso ha sido cuestionado por Foro al considerar que supone "una anormalidad institucional, poco habitual, inédita y hasta poco elegante", dado que desde el miércoles habrá un presidente electo que no ha tomado posesión, otro en funciones y unos consejeros que ocuparán sus cargos la próxima semana.

Ante estas críticas, el presidente del Parlamento regional, el socialista Jesús Sanjurjo, ha señalado que la fecha del 26 de mayo se estableció "en cumplimiento estricto de la ley"que marca un plazo de cinco días a partir de la publicación del nombramiento en el Boletín Oficial del Estado, previsiblemente el próximo jueves 24.

Por su parte, el portavoz socialista, Fernando Lastra, ha calificado de "tormenta en un vaso de agua"esta postura y ha recordado que la fecha se fijó en previsión de la posible presentación de candidaturas por parte de Foro y PP lo que habría podido llevar la votación para elegir presidente hasta el viernes.

"Uno creía que la política era ese equilibrio inestable entre lo que quieren entrar y los que no quieren salir pero en este caso es con los que no saben salir. La decisión se tomó con el tacto y la mano izquierda suficiente, así que, que lo acepten, y que sepan marchar", ha advertido Lastra.

Tras el discurso de Fernández, la sesión se suspenderá hasta que el miércoles 23 intervengan los cinco grupos parlamentarios que dispondrán de los 45 minutos que fija el Reglamento de la Cámara y de diez minutos más para darle la réplica antes de la votación que convertirá a Asturias en la tercera comunidad gobernada por los socialistas junto al País Vasco y Andalucía.