Congela impuestos y sube tasas

El proyecto de ordenanzas fiscales para 2013, marcado por las obligaciones fijadas en el plan de ajuste y los incrementos sufridos por el IVA y las tarifas energéticas

Asunción Fley, delegada de Hacienda, durante la presentación del proyecto de ordenanzas fiscales
Asunción Fley, delegada de Hacienda, durante la presentación del proyecto de ordenanzas fiscales

SEVILLA- La propuesta de ordenanzas fiscales del Gobierno municipal para 2013 mantiene «la práctica totalidad de los beneficios fiscales» permitidos por la Ley de Haciendas Locales y confirma el «compromiso» de Zoido de situar el esfuerzo fiscal de Sevilla «en la media de las capitales de provincia» del país. Fue el resumen de la exposición realizada por la delegada de Hacienda, Asunción Fley, que se traducirá en la congelación de los cinco impuestos (bienes inmuebles, actividades económicas, vehículos de tracción mecánica, construcción y valor de los terrenos de naturaleza urbana) y una subida anual del tres por ciento, que no alcanza la evolución del IPC, en más de veinte tasas y precios públicos impuesta por el plan de ajuste para el pago a proveedores al que se adhirió el Consistorio. Las subidas superiores a este porcentaje (zona azul, la grúa, IMD y Tussam) responden a los incrementos paralelos del IVA o las tarifas energéticas.

«La situación financiera del Ayuntamiento requiere un enorme esfuerzo de saneamiento permanente que se ha de plasmar en medidas de gastos e ingresos, todas ellas reflejadas en el plan de ajuste. El objetivo es de obligado cumplimiento y si las medidas que se han tomado no son efectivas, pueden variarse», aseguró Fley.

De las 42 ordenanzas se modifican treinta y siete y cinco se mantienen sin cambios. «Cinco ordenanzas mantienen congelación nominal de tipos y tarifas, 13 mantienen congelación real al 3% y no amplían nuevos supuestos impositivos, siete mantienen también la misma congelación pero amplían supuestos impositivos, la tasa de cocheras municipales de coches de caballos reduce su tarifa, seis actualizan tarifas tras el plan de ajuste y otras cinco subirán sus tarifas en un 3%, más IVA y la energía eléctrica», resumió la delegada, que considera que «año a año descienden el esfuerzo fiscal comparativo».

Un «mazazo» para la oposición
Desde la oposición se criticó con dureza el proyecto anunciado. Así, el portavoz socialista, Juan Espadas, consideró que era necesario «bajar el IBI a cuenta de la subida del diez por ciento experimentada el año en curso por directrices del Gobierno central y también el ICIO, que permanece en su mismo tipo sin un guiño siquiera que alivie la dramática situación del sector de la construcción». Del mismo modo lamentó el «afán recaudatorio» constatado con la subida del precio del autobús municipal y el incremento de la zona azul». A su juicio, esto supone un «mazazo» para las economías domésticas y para los sectores encargados de generar empleo.
La concejal, por su parte, recordó que «Sevilla sigue siendo una de las ciudades más baratas en el transporte público» de todo el territorio nacional.
Espadas coincidió con Antonio Rodrigo Torrijos, líder de IU, en considerar el plan de ajuste como «una soga que nos ahoga», dado el escaso margen de maniobra que ofrece para lograr políticas de crecimiento económico. El PSOE había propuesto que las ordenanzas nunca superasen el 2,4% correspondiente al IPC registrado en Andalucía en agosto.
Torrijos recordó que Zoido prometió en campaña electoral «rebajar la presión fiscal», pero que la «voracidad recaudatoria» puede terminar por «hundir» la economía sevillana. IU vería bien incluir exenciones vinculadas al empleo y aplicar criterios de renta.