Alonso se compromete a ampliar las ayudas a los damnificados de la riada

El alcalde de Puerto Lumbreras mantiene una reunión con el portavoz del PP en el Congreso

Pedro Antonio Sánchez y Alfonso Alonso, ayer en el encuentro que mantuvieron en Madrid
Pedro Antonio Sánchez y Alfonso Alonso, ayer en el encuentro que mantuvieron en Madrid

MURCIA- El vicesecretario general de Organización del PP regional y alcalde de Puerto Lumbreras, Pedro Antonio Sánchez, mantuvo ayer un encuentro con el portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, Alfonso Alonso, donde analizaron la situación actual de los municipios murcianos afectados por las inundaciones el pasado 28 de septiembre. Sánchez, que estuvo acompañado por el diputado nacional por Murcia Teodoro García, agradeció a Alonso la batería de enmiendas presentadas por el Grupo Popular a los Presupuestos Generales del Estado para 2013, que permitirán destinar 73 millones de euros para acometer obras en las zonas dañadas por la riada. Según señaló, «las enmiendas a los PGE de 2013 aseguran inversiones necesarias para paliar los daños y evitar las consecuencias de las inundaciones, sirviendo, además, para abordar las diversas obras de reparaciones, consolidación y seguridad en las ramblas y ramblizos de la zona».

Por su parte, el portavoz popular en el Cámara Baja se comprometió a que desde el Grupo Popular «se continúe trabajando en la presentación de nuevas enmiendas en la tramitación parlamentaria con las que se amplíen los mecanismos de ayuda y cobertura destinados a los damnificados».

Por último, el alcalde de Puerto Lumbreras, uno de los municipios murcianos más afectados por las inundaciones, recordó que hay tres vías abiertas de colaboración y ayudas, siendo la primera la ampliación del Real Decreto Ley para ayudas urgentes destinadas a paliar los efectos de incendios y otras catástrofes naturales, que incluye otras medidas de ayuda concretas para personas y bienes afectados por la riada, así como enmiendas que lo complementan en el trámite parlamentario.

Lorca trabaja en nuevas ayudas

Mientras tanto, el alcalde de Lorca, Francisco Jódar, subrayó ayer que «desde el Ayuntamiento estamos trabajando sin descanso y en coordinación con el resto de municipios que resultaron afectados para ampliar aún más las líneas de ayudas articuladas hasta el momento por el Gobierno central, porque además existe una muy buena disposición a asumir propuestas por parte del Ejecutivo de Mariano Rajoy».

El primer edil lorquino destacó que el Real Decreto del Gobierno contempla ayudas para la familias, ganaderos, comercios e industria, además de la reparación de infraestructuras públicas, no obstante hizo hincapié en que «se deben incrementar las líneas de ayuda, su dotación económica y el número de beneficiarios a los que llega, entre otras iniciativas».
Asimismo, Jódar incidió en que «en un tiempo récord hemos mantenido contacto con responsables de la Unión Europea con el fin de complementar con fondos europeos las líneas de ayudas que están poniendo en marcha el Gobierno de Rajoy». El alcalde de Lorca realizó estas declaraciones ante las acusaciones del Partido Socialista que pidió su dimisión, según apuntaron fuentes del PSOE, por conformarse con las ayudas puestas en marcha por el Gobierno en el Real Decreto.

Por su parte, los agricultores y ganaderos que participaron anteayer en la asamblea convocada por COAG en Lorca para analizar el Real Decreto-Ley de ayudas por los daños producidos por la riada del pasado 28 de septiembre, consideraron que se trata de unas medidas «limitadas», y decidieron esperar «unos días» para emprender acciones de protesta si no es atienden sus peticiones.

En concreto, esperan comprobar «si es posible la adopción de nuevas medidas en el trámite parlamentario del Real Decreto-Ley y de los Presupuestos, para lo cual nos hemos puesto en contacto con los portavoces de los Grupos Parlamentarios en el Congreso de los Diputados», según informaron fuentes de COAG en un comunicado.

De esta manera, COAG afirmó que ha recibido «con seria preocupación» el reciente acuerdo del Consejo de Ministros según el cual, «en lugar de promulgarse una normativa específica y adaptada a la naturaleza y gravedad de los daños originados en el sector agrario» por las lluvias torrenciales, «se ha optado por una modificación del Real Decreto-ley 25/2012, de 7 de septiembre, por el que se aprobaban determinadas medidas urgentes para paliar los daños producidos por los incendios forestales». Además, COAG criticó que, de momento, esta modificación «sólo hace referencia a la ampliación de los acontecimientos catastróficos y zonas geográficas consideradas, pero sin modificar en nada el articulado de esta anterior normativa, cuya interpretación literal podría dejar en la práctica fuera de las ayudas a una inmensa proporción de los agricultores y ganaderos afectados». Y es que «se supedita a haber tenido suscritos determinados tipos de seguros agrícolas o ganaderos cuya implantación real en la Región, y en especial en la zona afectada, es muy baja ya que hasta la fecha no resultaban adecuados a las necesidades reales».