Rousseff aumenta a diez puntos su ventaja sobre Serra

La ventaja de la candidata oficialista brasileña, Dilma Rousseff, sobre el líder opositor, José Serra, en las encuestas de intención de voto para la segunda vuelta de los comicios presidenciales ha pasado de 6 puntos porcentuales hace una semana a 10 puntos ayer, según una encuesta divulgada hoy.

La intención de voto de la candidata apoyada por el presidente, Luiz Inácio Lula da Silva, subió desde el 47% en el sondeo realizado el pasado día 15 hasta el 50% en el efectuado ayer, en tanto que la del candidato opositor pasó del 41% al 40% en el mismo período, revela el sondeo de Datafolha publicado por el diario "Folha de Sao Paulo".

De acuerdo con la firma encuestadora, que consultó a 4.037 electores en 243 ciudades, un 6% de los electores aún no sabe a quién va a votar en la segunda vuelta, prevista para el 31 de octubre, y un 4% pretende votar en blanco.

El mismo sondeo indicó que teniendo en cuenta apenas los votos válidos, es decir excluyendo los blancos y nulos como hacen las autoridades electorales, si las elecciones presidenciales fuesen hoy, Rousseff sería elegida presidenta con el 56% de los votos, frente al 44% de Serra.

En el sondeo de la semana pasada, la abanderada del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) contaba con el 54% de los votos válidos frente al 46% del aspirante por el opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB). Es decir que la diferencia entre los dos candidatos aumentó de ocho a doce puntos porcentuales teniendo en cuanta apenas los votos válidos.

Según los analistas de Datafolha, el nuevo sondeo mostró que la candidata escogida a dedo por Lula para sucederle consiguió revertir la pérdida de electores que venía sufriendo y que había animando a sus opositores. En la primera vuelta de las elecciones, celebrada el pasado día 3, Rousseff obtuvo el 46,9% de los votos, por delante de Serra, con el 32,6% y la tercera más votada fue la senadora Marina Silva, candidata del Partido Verde, con el 19%.

Según Datafolha, entre los electores que votaron en Silva en la primera vuelta, un 31% pretende apoyar a la oficialista en la segunda vuelta, frente al 23% la semana pasada, y un 46% pretende hacerlo en Serra, por debajo del 51% de la semana pasada.

El resultado del sondeo de Datafolha confirma la tendencia de aumento de la ventaja de Rousseff que ya había sido señalada por los de otras firmas encuestadoras divulgados esta semana. Según el sondeo divulgado el pasado miércoles por el Instituto Ibope, Rousseff tiene el 51% de las intenciones de voto y Serra el 40%. La encuesta publicada ese mismo día por la firma Sensus le atribuye a la oficialista el 45,3% y al opositor el 40,6%.