Los aficionados del Liceo se alinean con la dirección por el bien del teatro

La Razón
La RazónLa Razón

BARCELONA- La asociación Unión Liceo, que agrupa a diversas instituciones liceístas y representa a unas 9.000 personas, expresó ayer a través de un manifiesto su apoyo al teatro en un momento de crisis económica, con el anuncio de un Expediente de Regulación de Empleo temporal (ERE) y la suspensión de parte de la temporada.
Los liceístas consideran que las medidas adoptadas por la dirección «corresponden al impacto estructural que la crisis origina en el teatro, pero no debe impedir que el Liceo supere los retos para los que se reconstruyó». De no llevarse a cabo estas medidas, se pone en peligro el futuro del teatro, consideran.

Julio Molinario, de la asociación de Amigos del Liceo, explicó que ninguna de las entidades firmantes –Amigos del Liceo, Círculo del Liceo, la Sociedad del Gran Teatro, el Conservatorio del Liceo y la Asociación de Liceístas del 4º y 5º piso– debe valorar la gestión, porque lo que les preocupa «es el futuro del teatro». Por eso, se ofrecieron a «darle el apoyo que necesite».

Comienzan las protestas
Por su parte, después de que el comité de empresa presentara una oferta a la dirección según la cual los empleados estarían dispuestos a ceder su paga extra de verano a cambio de que se reconsidere el ERE, los mismos trabajadores comenzaron ayer una serie de concentraciones. Y lamentaron haberse enterado por la Prensa de que la OBC interpretará «El Giravolt de maig», que debía interpretar la Orquesta del Liceo con motivo del Año Toldrà.