El azote de Alba Doblas se vuelve ahora en contra de IU

Apuntó claras responsabilidades de Chaves y Griñán

El azote de Alba Doblas se vuelve ahora en contra de IU
El azote de Alba Doblas se vuelve ahora en contra de IU

Sevilla- Sin exornos retóricos, sin tener un conocimiento a fondo del caso de los ERE, la portavoz de IU en la comisión de investigación, Alba Doblas, desempeñó un eficiente papel durante la fase de comparecencias. La clave fue un estilo directo, descarado y vehemente, en el que entrelazó sencillas metáforas que se colaron en los informativos de radio y televisión como un cuchillo en manteca de Flandes. Era justo lo que perseguía Izquierda Unida para marcar distancias con el Partido Socialista y espantar el temido abrazo del oso.
Dominar el caso de los ERE fraudulentos no es fácil debido a su envergadura –hay más de 20.000 folios de sumario– y sus imbricaciones. El PP es el partido que con diferencia mejor lo domina porque ha estado más encima. Sin embargo, hasta dirigentes de esta formación alabaron «sotto voce» la estrategia que capitaneó Doblas debido a su gran eficacia. Sin embargo, avisaron de que la apuesta era arriesgada, un arma de doble filo. Si en las conclusiones de la comisión no se mostraba la misma contundencia, entonces la estrategia se volvería en contra.

Es justo lo que ha ocurrido. El diario de sesiones de la comisión de investigación se vuelve ahora contra IU con inercia de bumerán. Alba Doblas apuntó claras responsabilidades políticas de Griñán y Chaves en el caso. Han quedado escritas. IU, sin embargo, no ha incluido a ninguno de los dos entre los responsables políticos del caso.

A Chaves, Alba Doblas le reprochó duramente que las ayudas de más de 1,2 millones de euros no pasaran por el Consejo de Gobierno y cómo se trampeó claramente con algunas: «A Corchos de Cazalla se le concede, mire usted, qué cosa, 1.202.024 euros. ¿Sabe usted lo que le falta para llegar al Consejo de Gobierno? Veintiún céntimos. Si eso no es hacer trampa, que venga Dios y lo vea, si es que existe». En otro momento le espetó «o sea, señor Chaves, que usted reinaba, pero no gobernaba», y fue célebre la metáfora del huevo con la que desequilibró al ex presidente andaluz: «Se lo voy a explicar en un formato infantil para que quede muy clarito. ¿Usted se acuerda del juego de este puso un huevo? (...) Éste encontraba subvenciones, éste las concedía, éste las pagaba, éste miraba para otro lado y este pícaro golfo (dijo cogiéndose el último de sus dedos abiertos) se las comía, se las comía y se las comía».
Ç
A Griñán le reprochó duramente Alba Doblas que no hiciera nada pese a recibir reiterados avisos de la Intervención. «Las advertencias llegaron mediante los cauces reglados, no llegaron ni en postales ni en ramos de flores y, por tanto, a los efectos legales y procedimentales, la Consejería de Hacienda tuvo conocimiento de las advertencias (...) Lo relevante es que no se hizo nada». También usó metáforas con Griñán. La más conocida: «Si su coche le avisa con una lucecita de que le falta líquido de frenos, usted no espera a darse el tortazo, le pone líquido de frenos».