Acuerdo «in extremis»

-Los servicios de basura desconvocan la huelga de madrugada- No habrá despidos y aceptan congelar el sueldo dos años 

Las negociaciones dieron sus frutos en la madrugada del lunes y los servicios de recogida de basura trabajaron ayer con normalidad
Las negociaciones dieron sus frutos en la madrugada del lunes y los servicios de recogida de basura trabajaron ayer con normalidad

A menos de veinte minutos de que empezara la huelga indefinida de recogida de basura, los sindicatos y la empresa adjudicataria, FCC, lograron un acuerdo. Pasadas las seis y media de la madrugada hicieron públicos los detalles de la negociación –que se prolongó durante más de trece horas– y terminó con el pacto de que no habrá despidos pero sí una congelación salarial para los dos primeros años y una subida en el tercero del IPC más un 0,8 por ciento. De esta manera se ponía fin al conflicto que amenazaba con colapsar el sistema de recogida de basura en una ciudad de las dimensiones de Madrid. Pese a los servicios mínimos fijados por el Ayuntamiento, que contemplaban la retirada de residuos cada 48 horas, la situación podría haberse complicado de prolongarse demasiado en el tiempo. Sin embargo, no hizo falta y los representantes sindicales que hace apenas dos días se concentraban en Sol, lograron el acuerdo con la empresa adjudicataria. Los términos del mismo fueron ratificados por la asamblea de trabajadores del servicio de recogida de basuras por más de un 95 por ciento, según explicó a Ep el secretario del Sector de Servicios a la Comunidad de UGT, Moisés Torres. Además, el pacto alcanzado por sindicatos y empresa, establece que el servicio de recogida se mantendrá todos los días del año, incluido el verano, a excepción de los días 24 y 31 de diciembre, como hasta ahora, mientras que la recogida de contenedores amarillos, los de reciclaje de plásticos, se llevará a cabo en días alternos. Por su parte, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, mostró ayer su satisfacción por la desconvocatoria de la huelga de basuras, al tiempo que destacó la responsabilidad «cívica» de empresas y trabajadores.

 

Protesta de los agentes de movilidadUna vez resuelto el conflicto de la recogida de basura, los agentes de movilidad de Madrid decidieron hacerse notar y se encerraron durante unas horas en el destacamento de Moncloa. Fuentes municipales señalan que actos como éste son «la única manera que tienen algunas élites sindicales de justificar su sueldo».