Sigue siendo un buen ciudadano

La cuarta generación del popular Smart incrementa ligeramente sus dimensiones y mejora la confortabilidad interior y su nivel de terminación

El pequeño utilitario del grupo Daimler es un coche ideal para el tráfico urbano
El pequeño utilitario del grupo Daimler es un coche ideal para el tráfico urbano

Madrid- Este pequeño vehículo urbano por excelencia, fabricado por Mercedes Benz, actualiza su gama de motores, sus prestaciones y gana en espacio interior, pese a que casi mantiene sus dimensiones. Desde su nacimiento, Smart ha defendido su concepto de automóvil urbano, pensado para desplazamientos cortos y para evitar atascos, dificultades de aparcamiento. En este entorno sigue desenvolviéndose como pez en el agua.

El nuevo Smart aporta cambios significativos en motorizaciones, y con su nuevo diseño interior. Poco varía su estilo externo, que permanece prácticamente inalterado. Con ello, el Smart mantiene sus virtudes, mejora sus posibles defectos de habitabilidad y se une a la tendencia de reducción de consumo, pero sin perder prestaciones.

El interior de la nueva gama Smart ForTwo ha sido rediseñado para mejorar lo mejorable. Ahora aporta detalles como una gran pantalla que ejerce de navegador, radio y CD, mientras que el resto se combina perfectamente con el cuadro central de instrumentos que aumenta en su información, aunque mantiene los dos relojes (cuentarevoluciones y reloj horario) que siguen como «atornillados» en la parte superior del salpicadero, y que son característicos en este vehículo. El resto rezuma elegancia y buena calidad en los acabados, con aspecto de berlina de lujo. Aun con las mismas dimensiones, el habitáculo da la impresión de disponer de más espacio entre el puesto del conductor y el del acompañante, gracias a una nueva configuración del túnel central en el que se sigue alojando la palanca del cambio automático y con levas en el volante para su función secuencial.

Circular con el Smart es lo que es; y con ello sólo pretendemos dar a entender que este vehículo se ha pensado para conseguir la mejor movilidad posible en ciudad, particularmente en los siempre conflictivos trayectos en los que la densidad del tránsito hace que esos poco más de dos metros que mide el Smart ForTwo nos permitan movernos con agilidad y aparcar en muy poco espacio. Sus dimensiones, algo más largo que en la primera generación Smart, y su diseño, con esa insignificante distancia entre ejes, comprometen hasta cierto nivel su capacidad dinámica ya que se muestra nervioso, pero a la vez muy noble en sus reacciones que, incluso, pueden llegar a sorprendernos si es la primera vez que lo conducimos. En carretera y autopista, se muestra más relajado.

Sus nuevas motorizaciones, que mantienen esos tres cilindros de siempre asistidos por un pequeño y sencillo turbo, sólo han sido modificados para conseguir reducir consumos y emisiones de CO2. En la nueva gama, exceptuando el más modesto CDI (diésel) de 54 caballos, así como la portentosa, y muy especial, versión del preparador Brabus con sus 102 caballos de potencia, las potencias intermedias van desde los 61 hasta los 84cv, que son más que suficientes para el uso para el cual se ha diseñado este pequeño y versátil automóvil callejero.


Smart 40 CDi
Cilindrada: 799 cc.
Potencia: 54 cv.
Velocidad máxima: 135 km/h
Aceleración 0-100: 11,3 s.
Peso: 1.350 Kg.
Capacidad depósito: 33 litros
Consumo medio 3,3 litros
Plazas: 2
Tracción: Delantera
Cambio: 5 velocidades
Capacidad maletero: 220 l. Larg,anch,alto: 2,70/1,56/1,54
Precio: 9.415 euros


Y también eléctrico
Dentro de su política de mejorar la movilidad urbana, Smart tiene ya en producción su modelo equipado con motor eléctrico recargable. Por el momento, en España sólo se venderán, en un régimen de compra por «leassing», unos centenares de unidades, aunque en un par de años será un modelo de comercialización masiva.