El toro que huyó de un matadero gallego llega a Cataluña para vivir libre

El novillo que hace tres meses se escapó de un matadero de Porriño (Galicia) ha llegado hoy a Manlleu (Barcelona), donde la Fundación Altarriba Amigos de los Animales lo ha instalado temporalmente en una zona vallada, a la espera de que esté en condiciones de ir a la finca donde vivirá en semilibertad.

Según ha explicado la directora de la Fundación, Matilde Figueroa, el toro ha llegado "bien, pero un poco estresado por el viaje y los tres meses que ha pasado en el matadero", por lo que ha decidido instalarlo temporalmente en una zona vallada, "a la espera de que se ubique, se tranquilice y pueda ser trasladado a una finca de grandes dimensiones, donde vivirá como en campo abierto".

El novillo, Tame, a quien la Fundación ha cambiado el nombre por Santiago, se escapó del matadero el pasado 27 de diciembre y estuvo 26 horas huyendo por los campos hasta que pudieron sedarlo mediante un dardo.

Los medios de comunicación difundieron la noticia de la huida y rápidamente llegaron cientos de peticiones de indulto por Internet, promovidas por asociaciones de defensa de los animales.

La empresa cárnica propietaria del astado decidió indultarlo y fue donado posteriormente a la Fundación Altarriba para "que sea criado en semilibertad y óptimas condiciones de bienestar", según el documento público de la donación.

Los miembros de la Fundación han recibido hoy al novillo como un héroe que ha luchado por su libertad y que se ha erigido en símbolo del maltrato que reciben los animales destinados al consumo humano.

La Fundación Altarriba ha lamentado de que los trámites para trasladar al novillo de Galicia a Cataluña hayan tardado tres meses, durante los que el toro ha permanecido encerrado en el matadero.

No obstante, ha reconocido que se trata de un caso "complicado a nivel burocrático"porque la normativa no prevé que un animal pueda salir con vida de un matadero.