Peligrosa rutina del Barça (2-1)

Un gol de Jordi Alba en el tiempo añadido da la victoria a los azulgrana ante un Celtic ultradefensivo, que se adelantó en el marcador. Iniesta había marcado el empate

El FC Barcelona celebra un gol
El FC Barcelona celebra un gol

Barcelona- No está acostumbrado el Camp Nou a tantas emociones. Habituado a la excelencia, el equipo de Vilanova sigue empeñado en poner un punto de dramatismo en todos sus partidos. Encaja goles con demasiada facilidad y se ve obligado a remontar el marcador con acciones heroicas. Es su nueva rutina. Ayer fue Jordi Alba, como en Riazor le tocó a Messi o a Villa en el Pizjuán. Este Barça vive de remontar y el Celtic lo sufrió en sus carnes cuando ya tocaba un empate milagroso con la punta de los dedos.

Ante tanta baja, Vilanova resolvió el galimatías del once dando la primera oportunidad de la temporada a Marc Bartra. El canterano respondió con un partido más que completo, resolviendo las situaciones delicadas con soltura e incorporándose mucho al ataque, como siempre ha hecho, generando peligro con su altura. No tardará en recibir otra oportunidad.

Pero que sus zagueros jugaran bien no significa que el Barça fuera solvente en defensa. No lleva una buena temporada el equipo de Vilanova cuando se trata de tapiar su portería, por mucho que el técnico se empeñe en negarlo. El Celtic no sorprendió a nadie, planteó un partido a defender, con diez jugadores permanentemente por detrás del balón y sólo Samaras se permitía el lujo de descolgarse. Apenas daban cuatro pases seguidos los escoceses, pero les alcanzó para adelantarse en el marcador.

Una situación que no es nueva para los azulgrana, que no encuentran soluciones a esa fragilidad en su área que les obliga a esforzarse al máximo en cada envite. El único peligro posible del Celtic era a balón parado, pero Alexis no debió de estar atento en la charla técnica y cometió una falta de lo más evitable en un costado. El centro lo remató Samaras, rebotó en Mascherano y se coló en la meta de Víctor Valdés, impotente ante la acción. El Barça tenía que remontar una vez más un choque que estaba dominando.

El rudimentario planteamiento del Celtic obligaba a los azulgrana a tener mucha fluidez en la circulación del balón y mucha movilidad para generar espacios. No lo hizo mal el Barcelona en estos dos aspectos, aunque todas sus jugadas acababan cerca del área sin demasiado peligro. Pero cuando el descanso amenazaba peligrosamente con el 0-1, Messi encontró a Xavi, Xavi encontró a Iniesta e Iniesta encontró el gol. Una combinación maravillosa al primer toque ante la que la defensa del Celtic no pudo hacer absolutamente nada.

El empate inclinó la balanza del lado azulgrana, con toda la segunda parte para batir a Forster. Pero el portero escocés no estaba por la labor y detuvo dos remates de Messi, uno con el pie y otro con la cabeza, de manera casi milagrosa. El argentino no brilló como en otras ocasiones, pero cada vez que agarraba el balón, a Forster le caía una gota de sudor. Y si no era el portero, era el poste, con el que se topó Villa en el descuento.

El empate era un hecho hasta que apareció Jordi Alba en el segundo palo en un centro de Adriano y desataba la euforia. Era el último minuto. Otra remontada heroica. Otro partido con fragilidad en defensa.

Es el nuevo Barça.


- Ficha del partido:


2. Barcelona: Víctor Valdés; Adriano, Bartra, Mascherano, Jordi Alba; Xavi Hernández, Song, Iniesta; Alexis Sánchez (Villa, min.80), Messi y Pedro Rodríguez (Tello, min.76).

1. Celtic: Foster; Lustig, Wilson, Ambrose, Izaguirre; Brown (Commons, min.63), Wanyama, Ledley, Mulgrew (Kayal, min.76); Samaras (Forrest,min.43) y Gary Hooper.

Goles: 0-1, min.19: Samaras. 1-1, min.45: Iniesta. 2-1, min.90 (+): Jordi Alba.

Árbitro:Gianluca Rocchi (ITA). Amonestó con cartulina amarilla a Mascherano (min.71) y Adriano (min.80).

Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada del grupo G de la Liga de Campeones, disputado en el Camp Nou ante 77.781 aficionados, según datos oficinales.