El PP llevará el recuento electoral al TC tras perder el noveno concejal

En las elecciones municipales del pasado 22 de mayo, 66 papeletas del PP fueron anuladas por diversas causas. Los populares recurrieron al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y este validó 57 votos que les daban un edil más en detrimento de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona.

Alberto Fernández y Alicia Sánchez-Camacho siguen el recuento electoral en las pasadas elecciones municipales
Alberto Fernández y Alicia Sánchez-Camacho siguen el recuento electoral en las pasadas elecciones municipales

Pues bien, los convergentes también hicieron lo propio y, en menos de dos días, el TSJC corregía ayer su propia sentencia para otorgar a CiU el edil díscolo. Ante los súbitos cambios de opinión del tribunal, la portavoz del PP en el Ayuntamiento, Àngels Esteller, mostró ayer su «sorpresa» y anunció que hoy presentaran un recurso de aclaración ante la sala e incluso ante el Tribunal Constitucional (TC). «No entendemos cómo el TSJC ha modificado una sentencia firme a través de un auto aclaratorio», apuntó la portavoz popular.

Los votos de la discordia
El martes pasado el tribunal dictaminó que 57 de los 66 votos nulos eran válidos. La federación nacionalista, sin embargo, presentó un escrito de aclaración por varios «errores materiales» detectados. Según los convergentes, esta sentencia validaba seis papeletas nulas, procedentes del recuento de varias meses electorales, a pesar de que el PP no las había reclamado. En el escrito presentado por CiU se hacía constar que se producía un «error material dado que la sentencia no puede validar aquello que no ha sido nunca reclamado por el recurrente».

El tribunal ha hecho público un escrito de correcciones que, entre nuevas validaciones y anulaciones, descuenta tres votos a los populares y sitúa en 54 los votos válidos cuando los populares necesitan 55 para arrebatar a CiU el edil. Esteller, sin embargo, quiso dejar claro que el argumento de CiU es falso. «Digan lo que digan, el recuento incluye los 66 votos. Están todos pedidos, sino no estarían en el expediente. La junta electoral sólo envía las papeletas solicitadas», subrayó. Así las cosas, a la espera de que tanto el TSJC como el TC dictaminen, Esteller señaló que la polémica en ningún caso afectará a la constitución del nuevo Ayuntamiento previsto para el viernes de la semana que viene.

En cualquier caso, los votos de la discordia contenían anotaciones del tipo «sí,sí» o «Alicia te quiero guapa» que, según la reciente reforma de ley electoral, no son anulables en caso de que el nombre del candidato esté bien «señalado», a diferencia del texto anterior. La reforma señala que, por el contrario, serán consideradas nulas aquellas papeletas «modificadas, añadidas o tachadas». Por lo que, a priori, el recurso convergente no tenía, pese a la rectificación del TSJC, cobertura legal.

El regidor electo de CiU y futuro primer teniente de alcalde, Joaquim Forn, mostró su satisfacción por la decisión judicial y explicó que CiU, ayer por la mañana, ya había registrado ante el Tribunal Constitucional un recurso de amparo. Por lo que, ahora, los convergentes se reservan decidir, en los próximos días, la retirada de este recurso. Forn también apuntó que tener 14 ó 15 concejales «tampoco distorsionaba mucho» puesto que habían diseñado el nuevo equipo teniendo en cuenta los dos escenarios, y del que apenas se conocen los tenientes de alcalde.

El texto del TSJC. El tribunal corrige su sentencia
La sentencia original del TSJC validaba un total de 57 de las 66 papeletas nulas que suponían un cambio en el reparto de ediles. CiU pasaba de 15 a 14 y el PP, de 8 a 9. A los populares les bastaba con 56 para obtener el concejal. Sin embargo, el TSJC rectificó ayer y, en un auto de aclaración, señala que «procede a a analizar si se ha producido un error material» en el recuento para, finalmente, dictaminar que tres de los votos dados como válidos son nulos pertenecientes a las mesas electorales 9–24–uno, 10–109–uno y 10–111–uno.

La opinión del PP. Una modificación incomprensible
Desde el PP no entienden cómo el TSJC ha modificado una sentencia a través de un auto aclaratorio. Sobre todo, teniendo en cuenta que el argumento esgrimido por CiU es que la sala ha dado por válidos tres votos que el PP no había solicitado. Los populares, sin embargo, apuntan que, si no estuvieran en el expediente, el TSJC no procedería a analizarlos. Así las cosas, el PP volverá a presentar un recurso de aclaración ante la sala y otro ante el Tribunal Constitucional que deberá dictar una nueva sentencia en quince días.

Una discreta economista
«Trabajadora», «discreta», «una excelente compañera», «inteligente» y «seria», son algunos de los adjetivos que los compañeros del PP eligieron para describir a María Elisa Casanova, que sería la novena concejal del PP. Nacida en Barcelona hace 38 años, Casanova es doctora en Economía, y además de profesora e investigadora de la Universidad de Barcelona y de la Universidad Autónoma de Barcelona, trabaja como asesora técnica del grupo municipal del PP desde 2008. También es profesora asociada en el departamento de Derecho y Economía de la UB, donde imparte la asignatura de Organización Economica. e Integración Europea. Especialmente contento estaba el concejal del PP, Xavier Mulleras, que trabaja codo a codo con Casanova. Si el Constitucional no cambia las cosas, el Ayuntamiento de Barcelona gana una economista en detrimento de una arquitecta, la numero quince ce CiU.