El mapa del «cruising»

Parques, estaciones, baños de centros comerciales o piscinas municipales son algunos de los escenarios elegidos.

El mapa del «cruising»
El mapa del «cruising»

Los entendidos en «cruising» –hombres homosexuales que acuden a lugares públicos en busca de sexo rápido y gratuito con desconocidos– saben que el párking de la plaza de toros de Las Ventas es uno de los lugares «míticos» para llevar a cabo esta práctica, pero ni mucho menos es el único. Existen multitud de puntos repartidos por toda la Comunidad para dar rienda suelta a esta modalidad sexual y, como ocurre desde hace unos años, internet plasma el tradicional boca a oreja y lo convierte en «vox populi». La red se convierte así en la herramienta perfecta para saber dónde y cuándo acudir a experimentar el «cruising».De hecho, mientras muchos prefieren el estilo «más clásico», es decir, acercarse a la aventura a un lugar público donde saben que se practica y dejar actuar al factor sorpresa; los más modernos prefieren informarse previamente en ciertas páginas web para saber un poco lo que se pueden encontrar en algunos sitios. Existen varias páginas en las que los usuarios comentan los mejores y peores emplazamientos para practicarlo dentro de la Comunidad de Madrid. La web«gaymadridsexoahora. com» señala alrededor de un centenar de lugares públicos para llevar a cabo esta atrevida modalidad sexual. Desde los baños públicos de centros comerciales hasta piscinas municipales pasando por estaciones de tren y autobús. El sitio ofrece un mapa de Google Earth donde indica los lugares más típicos o imaginables como la Casa de Campo, salas de cine X, el parque del Retiro o polígonos industriales de la periferia, o los más insospechados como el túnel del PAU de Sanchinarro, el cementerio de La Almudena, el puente medieval entre Colmenar Viejo y Cerceda o las cocheras de la EMT. Son sólo unos ejemplos donde, según esta web, puede encontrase «cruising».Además, en el mapa vienen indicados con banderines de colores según el tipo de lugar en el que se practique. Los amarillos para las piscinas municipales; los azules, para los centros comerciales; morado, para estaciones de autobús, tren o intercambiadores de transportes; verde, para parques municipales o exteriores en general; turquesa para los baños públicos de museos y bibliotecas; el rosa para indicar en qué cines X se puede encontrar adeptos a esta práctica sexual y el rojo para los sex shops. Y, para que la web no se quede obsoleta, los usuarios pueden aportar información aún desconocida. Así, en la página de inicio, informan: «¿Conoces algún punto de encuentro que no aparece en el mapa y quieres incluirlo? Envíanos una imagen de la zona indicando claramente el lugar exacto a «cruising@gaymadridsexoahora.com». Pero además del mapa, la web ofrece un chat y un foro donde pueden leerse comentarios que los usuarios hacen sobre cada lugar: el tipo de hombres que se puede encontrar en cada sitio («maduritos, ejecutivos, principiantes»...), a qué hora es mejor acudir, en qué sitios hay que tener cuidado con la Policía o con los vigilantes de seguridad... En definitiva, una guía muy completa para que los más novatos no se pierdan en el «mundo del ‘cruising'». Sin embargo, éste no es el único sitio de internet donde se habla abiertamente del «cruising». Otras web, ofrecen además la posibilidad de contactar con gente a través de foros. Así, muchos se dan cita por internet y evitan tener que «presentarse» a alguien en una zona «cruising». Unas web que son muy similares a las que existen sobre la prostitución, donde los usuarios ponían nota a las mujeres que trabajaban en cada lugar. Cuando la existencia de estas páginas salió a la luz, a través de este periódico, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, anunció que había ordenado su cierre al considerar que atentaban «contra la dignidad de las mujeres y desde luego contra el principio de igualdad garantizado en el ordenamiento jurídico».El arcoiris del sexo exprésEl plano de la izquierda muestra, con toda una gama de banderines de colores, una clasificación de los sitios en los que se practica «cruising». Predominan los verdes, que indica los parques y exteriores, porque lo más común es que los habituales del «cruising» se den cita en la calle. Pero también hay lugares a puerta cerrada. De amarillo aparecen señaladas las piscinas municipales donde se dan estos encuentros sexuales. En morado, prácticamente todos los centros comerciales de la región, así como casi todos los intercambiadores de transportes (de azul). El color turquesa, por ejemplo, es el escogido para señalar los baños públicos de museos y bibliotecas.