La prima de riesgo del bono español cae por debajo de los 200 puntos

Tras disiparse las dudas sobre la solvencia de los bancos españoles, la prima de riesgo del bono a diez años se aleja de los máximos marcados

La prima de riesgo ofrecida a los inversores por el bono español a diez años respecto al 'bund' alemán se alejaba hoy de los máximos marcados esta semana al reducirse el diferencial hasta los 192 puntos básicos, debido a los resultados de la subasta del Tesoro celebrada ayer y tras conocerse que se harán públicas las pruebas de stress de los bancos europeos para atajar así las especulaciones del mercado sobre la salud de las entidades, y que sitúan al Banco Santander y BBVA como dos de las entidades más solventes de Europa.En concreto, la rentabilidad del bono español a diez años se situó en el 4,64%, frente al 2,72% de su homólogo alemán, mientras que el rendimiento ofrecido por el bono español a tres años alcanza el 3,26%, frente al 0,74% de los bonos germanos. Por su parte, el coste de los seguros contra impago de deuda (CDS) de España descendía hasta los 236,7 puntos básicos, lo que implica un coste anual de 236.700 euros por cada diez millones de deuda, frente a los 242.200 del anterior cierre. El Tesoro adjudicó ayer 3.479 millones de euros en la última subasta de obligaciones del Estado a 10 y 30 años, con tipos marginales del 4,911% y del 5,937%, respectivamente, 0,84 y 1,17 puntos porcentuales superiores a los de la subasta anterior. Asimismo, la cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea que se celebró ayer en Bruselas acordó, a petición del Gobierno español, hacer públicas como muy tarde en la segunda quincena de julio las pruebas de estrés que se están haciendo a los grandes bancos de la UE para comprobar su grado de resistencia a la crisis. El objetivo de esta iniciativa es atajar las especulaciones del mercado sobre la salud de las entidades. Sin embargo, fuentes gubernamentales ya apuntaron ayer que el Santander es el banco mejor calificado en las pruebas de estrés realizadas a las 30 mayores entidades de la Unión Europea, entre las que también se encuentra el BBVA. Además, los líderes europeos dejaron claro que no incluían en su agenda abordar la situación de España y la mayoría, como la canciller alemana, Angela Merkel, o el presidente francés, Nicolas Sarkjozy, terminaron mostraron su apoyo al país ante los persistentes rumores sobre un posible rescate financiero por parte de la UE.