América

Doble derrota de Chávez

La Razón
La RazónLa Razón

Si el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, soñaba que se iba a quitar de encima a Álvaro Uribe cuando el Tribunal Constitucional colombiano impedía hace un par de meses que se presentara a un tercer mandato, vive este día electoral sumido en un gran desengaño. Si «no quería caldo, toma tres tazas», como reza el dicho popular. Tres de los seis candidatos que hoy aspiran a sucederle son más «uribistas» que Don Álvaro, que hoy se retira con un 74% de popularidad.El mejor colocado es Juan Manuel Santos, de 59 años, economista y ex ministro de Defensa y el delfín desde hace 5 años del gubernamental Partido de la U. Santos ha sido el artífice de la política más audaz y eficaz contra la narcoguerrilla de las FARC en los mandatos de Álvaro Uribe, la política conocida como de «seguridad democrática» y que apoyan todos los candidatos.El segundo aspirante es Antanas Mockus, de 58 años, matemático y profesor de universidad que desempeñó en dos ocasiones la Alcaldía de Bogotá. Para disimular su uribismo se ha escondido bajo la bandera de los Verdes. Pero defiende, como Santos, el neoliberalismo, el atlantismo y el cierre en banda ante la guerrilla.La tercera es la candidata del Partido Conservador, Noemi Sanin, que fue ministra de Asuntos Exteriores y su firme aliada en el legislativo colombiano. En la campaña ha quedado algo desdibujada en las encuestas.Gane quien gane este domingo, de los dos primeros, lo que sí puede darse por seguro es que Hugo Chávez será el gran perdedor en las elecciones colombianas. El «caudillo», con palabras y con hechos ha insultado, amenazado e intentado desacreditar a Uribe en Latinoamérica, calificándole de «peón del imperialismo yanki», pero nunca consiguió que se uniera al grupo bolivariano con Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Cuba. Y si pensaba que con su sucesor acabaría la presión internacional contra su política de apoyo a las FARC (coetánea en sus orígenes con el terrorismo de ETA), su derrota de hoy será doble.