FC Barcelona

«El equipo estuvo impecable»

Madrid- Escondidos en el anonimato («Por favor, no me cites», se repite en cada conversación), los veteranos del Real Madrid que hablaron ayer con LA RAZÓN lamentaron el partido de ida de la eliminatoria de Copa y piensan que si Mourinho «no había aprendido la lección en anteriores dobles duelos con el Barcelona, sí tendría que haberle ilustrado en esta ocasión» lo ocurrido en las semifinales de Liga de Campeones y los duelos ligueros del curso anterior.

El Madrid jugó un gran partido frente al Barcelona, puso el fútbol y se mostró superior. «Sólo le falló una de sus grandes virtudes: la pegada», dicen. Por lo demás, «el equipo estuvo impecable». ¿Ha aprendido algo de este partido? «No», contestó Mourinho en la sala de prensa del Camp Nou al quedar eliminado. «Pues debería –opina un ex jugador del Madrid retirado hace no mucho tiempo–. El madridismo le ha demostrado que está con él más que con ningún otro entrenador de los últimos años y el único pero que le ha puesto ha sido su planteamiento ultrafedensivo con el eterno rival en el Bernabéu». Lo hizo hasta Alfredo di Stéfano, para disgusto del portugués. Fue en el primero de la maratón de clásicos disputados entre abril y mayo del pasado año, tras la derrota en Liga por 1-0. El presidente de honor madridista le advirtió de que «el planteamiento de jugar a la contra no es el más adecuado». Sin embargo, «Mou» volvió a pecar en la ida de las semifinales de «Champions». De nuevo, el Madrid se desentendió del balón y esperó agazapado atrás. «En ambos partidos, el Madrid jugó para no recibir goles y, en el caso de la Liga de Campeones, jugarse la eliminatoria en el Camp Nou. Con Pepe en el centro del campo, sin querer jugar, regalando el balón al rival, poblando el centro de jugadores defensivos, con la única baza de robar en algún momento la pelota y tener alguna opción a la contra», comenta otro veterano. Y añade un tercero: «En la Liga de Campeones, pese a la experiencia de la Liga , Mourinho dispuso otra vez un trivote defensivo y esperó en su campo a verlas venir, sin presión alguna».

Pero si aquellas voces quedaron solapadas por las quejas arbitrales, las posibles sanciones y, sobre todo, porque en el madridismo aún permanecía el buen sabor de boca de vencer al Barça y conquistar el título de Copa, que lo hizo con Pepe en el centro del campo, la crítica ha sido unánime esta vez. El madridismo no ha tenido reproches a la valentía de Mourinho en la Supercopa y en Liga el 10 de diciembre, pese a que el Barça ganase el título y la cita liguera, pero sí lo hace a que el Madrid se atrinchere en el Bernabéu.

q «Felicidades míster». La plantilla sorprendió a Mourinho en el entrenamiento con una tarta por su 49 cumpleaños. El portugués sopló las velas y recibió la felicitación de sus jugadores.
 

Vea en LA RAZÓN en Orbyt un vídeo relacionado con el último clásico entre Barça y Madrid.