Elena Maruenda: «Joaquín Cortés es como Peter Pan»

La nueva novia del bailarín lo define como «un hombre genial»

Elena Maruenda posa con un modelo de la colección de gafas Shine On, de Carrera
Elena Maruenda posa con un modelo de la colección de gafas Shine On, de Carrera

La tarde es soleada en Madrid y Elena Maruenda apararece enfundada en unos tacones de vértigo y un minivestido muy veraniego. Parece tímida o será que se ve desbordada por el séquito que le acompaña y que cuida su imagen hasta el más mínimo detalle. Posa con naturalidad porque ya ha hecho sus pinitos en alguna campaña publicitaria, pero su verdadera vocación es la de actuar. El evento organizado por la marca de gafas Carrera sirvió a la última novia de Joaquín Cortés para darse a conocer ante la Prensa.

InseparablesSe conocieron hace siete meses gracias a un amigo común y desde entonces se han hecho inseparables. Se han dejado ver muy acaramelados en Cannes y en Venecia pero poco se sabe de esta gaditana de 24 años que ha ocupado el corazón de Cortés. Se ha dicho de ella que es bailarina, pero nunca bailará con su pareja, al menos en un espectáculo, porque según aclara «es algo que estudié con 10 años, luego me dio la vena dramática y estudié interpretación». El teatro ha sido una de sus primeras experiencias en el mundo de la actuación, pero no cree que pueda repetir porque «ese ataque de pánico que hay que sufrir todos los días para salir al escenario es insoportable», asegura. Después de participar en la serie de televisión «Mujeres», de Féliz Sabroso y Dunia Ayaso, y de terminar de grabar otra serie para internet, Maruenda desvela que tiene proyectos para televisión aunque le gustaría dar el salto al cine. No se ve participando en un «reality» como Carla Pereira, la última novia conocida de Cortés, que salió espantada de «Supervivientes». Ella quiere «trabajar en cine y televisión de otra manera», aunque, prudente, asegura que «nunca digas nunca». Joaquín Cortés ha encontrado en Elena su mejor apoyo para olvidar la sentencia que le condena a un año de prisión como autor de un delito de apropiación indebida de 700.000 euros. Muy prudente, su novia no quiere pronunciarse al respecto y como si de un guión se tratara, sólo responde que «estoy muy feliz con Joaquín» y cuando se le insiste asegura que «él te puede responder mejor que yo». De su imagen de mujeriego tampoco está preocupada porque «creo que esa apreciación es un precio que tiene que pagar por ser famoso». Cuando consigue relajarse, define al bailarín como «un hombre genial, ¡qué te voy a decir de mi novio! Es una persona muy natural, que come que respira, que duerme y que no vive sólo en un escenario». La diferencia de edad entre ambos tampoco ha sido un problema a la hora de consolidar su relación. «Joaquín es como Peter Pan, los 41 años los tiene sólo en el carnet de identidad», responde muy melosa y asegura que no le ha dado consejos para lidiar con la Prensa «porque, pese a estar tan perseguido por los medios, él nunca responde al acoso. Él baila, que lo hace muy bien y ya está». ¿Será Maruenda su definitiva Wendy ?

Rumores de embarazoBellezones como Naomi Campbell, María Pineda, Marisa Jara o Goya Toledo han pasado por la vida de Joaquín Cortés, pero ninguna se ha quedado mucho tiempo en su corazón. Un tribunal le obligó a reconocer la paternidad de Samuel, nacido de su relación con su asistente Cathy Asumu. Por eso no es de extrañar que cuando a Elena le hablan de rumores de embarazo se apresure a desmentir la noticia con un contundente: «¡Como no sea del Espíritu Santo!».