La familia espera concienciación y seguridad contra el «vandalismo»

Una pareja se besa en uno de los puentes de la ría, cuyas varandillas y detalles cerámicos han sido recuperados con su estética original
Una pareja se besa en uno de los puentes de la ría, cuyas varandillas y detalles cerámicos han sido recuperados con su estética original

Tras la rehabilitación, arranca el duro reto de la conservación. Los herederos de Aníbal González hicieron ayer un llamamiento «a los propios sevillanos» para que eviten que el «vandalismo» vuelva a campar a sus anchas por la Plaza Nueva. El nieto del arquitecto, del mismo nombre, consideró «vital» que se dote de «seguridad» a este entorno y lograr que el deterioro del pasado no se repita. Aníbal González Serrano mostró la «felicidad» de la familia por los trabajos de recuperación y reiteró que su idea de la plaza pasa por la instalación en dependencias interiores, propiedad del Estado, de un museo sobre la figura de su abuelo. El portavoz familiar destacó el apoyo de Urbanismo a esta iniciativa y recordó que «probablemente el mes que viene» se inaugurará el monumento al «padre» de la Plaza de España en este enclave.