Wen indignado con las críticas de Cameron a derechos humanos en China

El primer ministro chino, Wen Jiabao, está indignado con las críticas del primer ministro británico, David Cameron, a la situación de los derechos humanos en su país, revela hoy el "Financial Times".

A pesar de la firma, el lunes en Londres, de importantes acuerdos comerciales entre los dos países, un alto funcionario chino declaró al periódico que Gran Bretaña está perdiendo puestos en la tabla de los socios comerciales de su país por esas críticas públicas.


El funcionario dijo al FT que, por lo que respecta a China, "Gran Bretaña está perdiendo la posición que tenía en Europa y es vista menos favorablemente en Pekín que Alemania, Francia, Italia o España".


Otro funcionario chino reconoció que otros países europeos también se refirieron al tema de los derechos humanos, pero al mismo tiempo "hicieron hincapié en la conveniencia de mantener relaciones entre ambos pueblos y supieron situar el tema de los derechos humanos en su contexto".


"El Gobierno y los medios británicos ven a China a través de un prisma muy estrecho", se quejó.
Según el "Financial Times", Wen le dejó claro en privado a Cameron que la relación con Londres es importante para China, aunque añadió: "Espero que no vaya hacia abajo".


Según Kerry Brown, que dirige el programa de Asia en Chatham House, el instituto de relaciones internacionales, los comentarios de Wen muestran lo enfadado que está Wen con Cameron por haber mencionado éste de forma tan pública los temas de derechos humanos en la primera visita oficial que hizo a China el año pasado.


"Otros líderes europeos, como Angela Merkel, Nicolas Sarkozy y Silvio Berlusconi no sacaron tanto la cabeza. A Cameron le están castigando ahora por eso", afirmó el experto británico.