El Ibex 35 se desploma y la prima marca máximo histórico

El Ibex 35 se ha dejado un 2,66% al cierre de la sesión, lo que le ha dejado al filo de los 6.800 enteros, y ha liderado junto a Milán las caídas en las principales plazas de Europa, mientras que la prima de riesgo de España se ha disparado hasta los 478 puntos. > De Guindos pide la cooperación y el apoyo de toda la eurozona para salir de crisis 

La bolsa española ha bajado hoy el 2,66 % y ha registrado un nuevo mínimo anual (6.809,40 puntos) afectada por la caída de la banca por las nuevas provisiones que le ha impuesto el Gobierno, así como por el temor a que Grecia abandone el euro y empeore la economía de China, informa Efe.

Con la prima de riesgo en 475 puntos básicos a la hora del cierre del Ibex, el principal indicador del mercado español, ha bajado 186,20 puntos, el 2,66 %, hasta 6.809,40 puntos, nivel similar al registrado en marzo de 2009. Las pérdidas anuales aumentan al 20,51 %.

Las mayores exigencias de provisiones a la banca aprobadas el pasado viernes por el Gobierno han pasado factura a los valores del ector financiero, especialmente a Bankia, que se ha desplomado un 9% tras anunciar que acapara las mayores necesidades de saneamiento de todas las entidades españolas.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo española ha llegado a rozar los 490 puntos, lo que ha disparado el tipo de interés del bono español a diez años por encima del 6,2%, en una jornada marcada por los renovados temores sobre la salida de Grecia de la zona euro tras las últimas elecciones, que han dado lugar a un Parlamento fragmentado que alienta las dudas sobre si el país heleno cumplirá con las exigencias de la UE.

La hipotética salida de Grecia de la moneda única han hecho cundir el pesimismo en el Viejo Continente, donde los retrocesos han superado el 2% en Milán (-2,7%) y París (-2,3%), y se han acercado mucho en Londres (-1,92%) y Francfort (-1,82%).

Los problemas de cohesión de la UE también se ha dejado notar en el mercado de divisas, donde el euro ha cedido terreno frente al dólar y al término de la sesión a este lado del Atlántico, el cambio entre las dos divisas marcaba 1,2846 'billetes verdes'.

En el selectivo madrileño, la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri ha encabezado los retrocesos y ha saldado la jornada en 1,886 euros, lo que supone prácticamente la mitad (49,7%) del valor del precio de salida a bolsa del pasado 20 de julio.

FCC y Gamesa han ocupado los siguientes puestos de cola con una bajada superior al 6%, mientras que en el sector bancario destaca el recorte sufridos por Popular (-5,45%), aunque también han terminado en rojo y con retrocesos superiores al 3% tanto Caixabank como BBVA y Santander.

A excepción de Iberdrola (-2,88%), el resto de 'blue chips' se ha comportado mejor que el índice madrileño, ya que Telefónica ha caído un 2,51%, y menos aún lo han hecho Repsol (-1,71%) y Endesa (-1,18%). Solo dos valores de todo el Ibex han logrado escapar, y sin mucha holgura, de las pérdidas: Mediaset (+1,52%) y Grifols (+0,22%).

La prima de riesgo cierra en máximos históricos
La prima de riesgo española, el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, se ha disparado hoy hasta los 478 puntos básicos, lo que supone, al cierre del mercado, la posición más alta desde la implantación del euro.

Las dudas sobre el futuro de Grecia y el sistema financiero español, que necesitará más de 22.000 millones de euros para hacer frente a las nuevas provisiones exigidas por el Gobierno, han provocado que la prima de riesgo se haya incrementado hoy en 24 puntos básicos, desde los 454 en los que comenzaba la sesión.

No obstante, durante la jornada, ha llegado a repuntar hasta un máximo de 492 puntos básicos.

La rentabilidad del bono español a diez años también se ha disparado hoy hasta el 6,22 %, desde el 6,04 % del inicio de la jornada, mientras que su homólogo alemán cerraba en el 1,45 %.

Pese a este repunte de la prima de riesgo, el Tesoro español ha logrado colocar 2.903 millones de euros en letras a doce y dieciocho meses, aunque ha tenido que elevar ligeramente el interés de ambas denominaciones.

No obstante, la puja ha tenido una gran demanda, más de 6.300 millones de euros, lo que supone más del doble del objetivo de colocación, que oscilaba entre 2.000 y 3.000.

Francia también ha adjudicado hoy 7.260 millones de euros de deuda a corto plazo con tipos de interés a la baja en dos de sus tres líneas y al alza en la tercera, mientras que en Italia el Tesoro ha conseguido colocar 5.250 millones en distintos bonos a largo plazo, en la que mantuvo prácticamente sin cambios la rentabilidad.

Tras sendas subastas, la prima de riesgo de Francia ha cerrado en los 137 puntos básicos, mientras que la italiana se ha elevado hasta los 424.

La incertidumbre sobre la formación o no de un gobierno de coalición en Grecia ha hundido la bolsa del país un 4,56 %, y ha elevado su prima de riesgo hasta los 2.612 puntos básicos, frente a los 2.325 que marcaba esta mañana.

Por último, los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS), relativos a los bonos a diez años de España para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares, se cambiaban al cierre a 504.000 dólares anuales, superior a los 483.000 del cierre del viernes, con lo que se convierten en los sextos más caros del mundo.