Juanes: «Hay una ambición macabra por el poder y el dinero»

El colombiano promete que los conciertos de su gira parecerán «una fiesta de pueblo»

Suele escaparse a las clasificaciones. ¿Cantautor? ¿Roquero? ¿Estrella latina? En ninguna encaja bien Juanes, al que le sienta igual de bien una chaqueta de cuero que la producción de Juan Luis Guerra, un conjunto de cuerda o una guitarra eléctrica, un montón de «grammys» o una acción solidaria con los niños más desfavorecidos. Todo parece sincero en la historia verdadera del colombiano, que inicia una gira que le trae a Madrid (17 de octubre), Barcelona (18), La Coruña (20), San Sebastián (21) y Málaga (23) en un formato especial, en acústico, adaptado a recintos más cálidos.
-Siempre ha hecho gala de un enorme compromiso social. ¿Cree que es una obligación del artista dada su fuerza para transmitir mensajes?
-Desafortunadamente, no es algo obligatorio, hay que sentirlo desde dentro y creer en ello. Mucha gente común tiene ese espíritu solidario y artistas que no, y viceversa. Es obvio que el mensaje, gracias a la música, puede llegar a multitudes de manera sencilla, igual que pasa con el arte.
-¿Cuál es la amenaza o el problema social que más le preocupa?
-La desigualdad. Pienso que, mientras que los pilares de nuestra educación estén sobre la base de la economía, será muy difícil que cambiemos nada. La diferencia económica hace que se generen muchos odios y eso me preocupa. Hay una ambición bastante macabra por lograr el poder y el dinero a cualquier precio.
-Parece que Colombia está en pleno proceso de reconciliación, pese a que la violencia en el país alcanzó una enorme magnitud. ¿Qué ha sido más decisivo?
-Colombia ha vivido demasiado tiempo esta guerra. Han corrido ríos de sangre y estamos muy cansados y merecemos un país en paz. Sólo los años y la historia contarán lo que va a suceder, pero estamos en la puerta de un nuevo camino.
-México también tiene un problema de narcotráfico y de proliferación de armas en la calle. ¿Cree que tiene solución?
-La única solución al problema, no únicamente de México y Colombia, sino en todos los países, es cambiar las políticas de lucha contra la droga. Hasta que no se despenalice y se maneje como un asunto de salud pública, no se va a poder frenar el asunto del narcotráfico, el microtráfico, las pandillas y las armas. Todo está conectado y se alimentan las unas a las otras.
-Aunque esa medida la apoye un premio Nobel como Vargas Llosa, es una opción muy polémica.
-No puedes mandar a una persona a la cárcel por consumo de marihuana o de cocaína. Tienes que mandarla a un centro médico a que sea atendida por expertos en salud. Es salud pública, no sólo un asunto de represión.
-Su gira por EE UU ha sido triunfal. ¿Piensa que la cultura hispana seguirá ganando terreno?
-Es relativo, porque a pesar de que cada vez son más los latinos, las emisoras de radio que emitían sólo música en español ahora ponen también en inglés y las siguientes generaciones que crecen allí van al colegio, escuela, universidad, y sólo hablan y piensan en inglés, aunque tengan sus raíces conectadas con sus países. Viven una biculturalidad que se maneja entre ambos idiomas pero cada vez menos en español.
-¿Cómo será su gira por España?
-De todas las que he hecho, ésta es sin duda la que más estoy disfrutando, y no lo digo porque sea la presente, sino por la misma formación de la banda: somos 13 músicos, que incluyen sección de vientos, y coros y todos los instrumentos acústicos. Eso me da libertad para jugar en el escenario con las canciones y el público, y es mucho más divertido porque se organiza una auténtica fiesta de pueblo con este formato.
 

Dónde: La Riviera. Pso. de la Virgen del Puerto s/n. Madrid. Cuándo: 17 de octubre 21:00. l Cuánto: 35 euros.