«Conseguiré que España vuelva al lugar que merece en Eurovisión»

Lucía Pérez, la cantante gallega seleccionada para representar a España en el festival de Eurovisión, ha afirmado hoy que su objetivo es "conseguir que España vuelva a estar en los puestos de los que nunca debió salir".

Aún nerviosa y llena de alegría, Lucía ha relatado en declaraciones a Efe que va a poner todas sus "fuerzas"en la canción "Que me quiten lo bailao", pese a que en la gala de la noche del viernes manifestó su preferencia por la balada "Abrázame".

"No es el estilo con el que me siento más a gusto. 'Abrázame' se ajustaba más a mi voz. Pero ya he cambiado el chip", ha afirmado la artista, quien se ha mostrado ilusionada ante la perspectiva de "arreglar"la canción seleccionada por el jurado del programa "Destino Eurovisión"para hacerla más suya.

"Que me quiten lo bailao", escrita por el compositor Rafael Artesero, autor de las canciones de Andorra en los festivales de Eurovisión de 2005 y 2006, es un tema "pegadizo y festivalero"lo que le daba "un toque"para ser la elegida por el jurado, ha explicado la cantante.

Lucía fue seleccionada con el apoyo del 68 por ciento del público, una holgada mayoría respecto a los otros dos finalistas, el grupo de voces masculinas Auryn y la solista Melissa.

"Sabía que contaba con el apoyo de mucha gente, en Galicia y en toda España, pero prefería no pensar en si iba a ganar o no", ha confesado la cantante de 25 años, originaria de O Incio (Lugo).

Para la joven, haber sido seleccionada es "la recompensa a muchos años de esfuerzo dedicados a la música".

La artista ha grabado ya cuatro álbumes, el último de ellos íntegramente en gallego con motivo del año Xacobeo, y se presentó al festival chileno de Viña del Mar en 2006, cuando quedó en segunda posición, y en 2009.

"Han sido experiencias que he tenido la gran suerte de vivir y que me han dado más madurez y profesionalidad", algo que tuvo oportunidad de demostrar en la última gala del concurso, cuando dejó de escuchar la música en mitad de una de sus actuaciones y tuvo que seguir cantando "a cappella".

Afirma que el nerviosismo no le juega malas pasadas, pero que sí que siente "nervios en forma de ganas e ilusión por salir al escenario".

Aún no ha tenido tiempo de estudiar a sus contrincantes, como el grupo británico Blue, al que vio actuar anoche, pero cree que estará "tranquila"en la cita con Eurovisión el próximo 14 de mayo en Düsseldorf, pese a que es consciente de que esta actuación puede ayudar a lanzar su carrera en toda España y a nivel internacional.

"En Galicia ya soy bastante conocida, pero siempre he trabajado para ser reconocida en toda España", ha comentado Lucía, que se siente cómoda con las baladas pop pero no se cierra a ninguna posibilidad, porque "la vida te va sorprendiendo y hay muchas alternativas".