Los inversores prefieren gastar en nuevas empresas a comprar productos financieros

La Razón
La RazónLa Razón

Valencia- Las acciones en Bolsa, los productos derivados que han colocado los bancos, o incluso los plazos fijos ya no son instrumentos de confianza para muchos inversores que temen que a su entidad financiera le ocurra lo peor. Por ello, los más atrevidos prefieren destinar su dinero a un proyecto empresarial que, además de futuro y rentabilidad, le aporte una ilusión y motivación.

Son los conocidos como «Bussines Angels», algo así como los «ángeles de los negocios». El emprendedor «vende» su idea a uno o dos inversores interesados y, si aceptan entrar en el proyecto, lo hacen como socios de la nueva compañía y con la cantidad que se crea necesaria.
«Cuando se requiere una elevada inyección de capital, solemos recurrir a cuatro o cinco ‘Bussines Angels'», explicó ayer el presidente de la Asociación de Bussines Angels de la Comunitat Valenciana (CvBan), Tomás Guillén. Indicó que la idea del inversor no es solo aportar capital, sino también participar de alguna manera en el proyecto. «Si el emprendedor solo quiere dinero, al inversor ya no le gusta la idea».

Al cabo de unos años, el «Bussines Angels» vende esa participación en la empresa por una cantidad mayor. De ahí la rentabilidad de la operación.

Para la otra parte, para los emprendedores, esta se ha convertido, junto con el capital riesgo, en casi la única manera de conseguir financiación para nuevos proyectos. De hecho, según explicó Guillem, desde que empezara a funcionar la Asociación hace casi tres años, el número de emprendedores que acuden a ellos se ha más que doblado, al pasar de 60 proyectos gestionados en 2009 a 170 durante el año pasado.

El director de CvBan, Pedro Bisbal, señaló que se suele invertir en empresas de base tecnológica, como por ejemplo del sector de la biotecnología, de internet y aplicaciones para móviles o negocios de la salud.

Las inversiones van desde los 30.000 hasta los 100.000 euros. En cuanto a los requisitos que se le piden al emprendedor, los más importantes son un buen equipo y una idea viable.