La OTAN suministró transporte aéreo a negociadores talibanes

La OTAN ha suministrado salvoconductos por las áreas que controla e incluso "en alguna rara ocasión"transporte aéreo a los negociadores talibanes, informa hoy el diario británico The Times.

Desde que, a finales del año pasado, la OTAN decidió apoyar tácitamente unas eventuales negociaciones del gobierno afgano con los talibanes, se ha acelerado el proceso y facilitado la celebración de conversaciones directas en Kabul. Sin embargo, fuentes oficiales afganas dijeron al periódico que por el momento las negociaciones no pueden calificarse más que de "conversaciones sobre conversaciones".

Los funcionarios afganos se quejan de que los talibanes parecen incapaces de ofrecer una plataforma política coherente. "No es posible describir a los talibanes como un movimiento político organizado. Es una red de redes. El problema es que carecen de un representante político capaz de presentar sus condiciones de forma coherente", critican en fuentes del Gobierno afgano.

Fuentes occidentales reconocen que funcionan simultáneamente doce canales de negociación, pero, según dijo al periódico un diplomático, esas negociaciones no serán "sustantivas"hasta que Washington no se comprometa a conversaciones directas con los talibanes.

Funcionarios británicos se han declarado en privado optimistas por el papel de árbitro que pudiera desempeñar Arabia Saudí, lo que contrarrestaría la influencia iraní en el país. El presidente afgano ha pedido repetidamente ayuda a los saudíes, pero una fuente afgana dijo al periódico que si bien los saudíes podrían tener un papel importante, "no están interesados".

Ahmad Wali Karzai, hermano del presidente, que domina el área de Kandahar, declaró a The Times que las conversaciones tienen poca substancia y que la OTAN debería mantener su presencia militar. "Si quieres enderezar una boca torcida, debes darle un puñetazo. Estas cosas no se resuelven sólo hablando", comentó utilizando una poco sutil metáfora.

El hermano del presidente advirtió de que sin la participación activa de Pakistán, todo proceso de negociación está condenado al fracaso. "Quienes quieran hablar con los talibanes tienen que asegurarse de que tienen el visto bueno de los paquistaníes... Mientras Pakistán permanezca al margen, no se va a hacer nada", agregó.

Un portavoz talibán mientras tanto negó que haya negociaciones de paz: "Rechazo totalmente que estén negociando talibanes de alto rango", dijo Zabiullah Muyahid. Y agregó: "Los talibanes no van a negociar hasta que las fuerzas extrajeras abandonen el país".

Otro portavoz talibán, Abdul Hakim Muyahid, advirtió por su parte de que los continuos ataques de la OTAN contra jefes talibanes -se habla de 300 líderes muertos sólo en los tres últimos meses- ponen en peligro cualquier esfuerzo negociador.