La Junta prevé el tramo Prado-Pino Montano de la Línea 3 para 2017

Fija para 2020 la finalización de este segundo ramal y rechaza la construcción simultánea de la red

«Cuando Zoido quiera nos reunimos para la financiación»
«Cuando Zoido quiera nos reunimos para la financiación»

Sevilla- Para cuando se haya finalizado la red completa de metro, igual los vehículos privados ya van por el aire. Entretanto, ya hay fecha concreta para la mitad del segundo tramo de la infraestructura. La Línea 3, entre Pino Montano y el Prado, contando con que se licite el año entrante, estará en servicio en 2017. El recorrido completo, hasta los Bermejales, está previsto para 2020, según anunció ayer la consejera de Obras Públicas y Vivienda de la Junta, Josefina Cruz Villalón, que presentó el proyecto constructivo de la red completa (130.000 páginas), a los dos años de la inauguración del la Línea 1.

Cruz cifró el coste de la infraestructura en 4.364 millones, 3.706 millones sin contar el tramo ya realizado, cuya aceptación, resaltó la consejera, «ha superado las previsiones de demanda», con 36,7 millones de viajeros en un bienio. Las conexiones con Camas, San Jerónimo, Bellavista y Alcosa quedan en el aire.

El coste estimado de la Línea 3 es de 1.179 millones. El objetivo es licitar la obra en 2012, previo acuerdo con el Consistorio –algo que se antoja difícil, dadas las fricciones– y con el Gobierno. Cruz Villalón manifestó que no pudo contactar con Zoido y espera poder reunirse en breve con el alcalde y los empresarios para cerrar la financiación público-privada. La consejera instó a Zoido a reunirse «cuando él quiera» para lograr de la mano la necesaria ayuda del Estado.

El 92% de los nuevos 40,7 kilómetros del metro irá soterrado. En superficie, el ramal técnico de la Línea 2, una vez cruzada la A-92; la estación de Pino Montano Norte y el ramal técnico hasta las cocheras de la Línea 3; y el recorrido interior en La Cartuja.

La intención de la Junta es que el Ministerio de Fomento sufrague el 50% del coste inicial estimado, siguiendo la Ley del Metro de Sevilla de 1975. En ciudades como Málaga, también considerada gran capital, el Gobierno aporta el 33%. En Granada, cero euros.

La obra de la Línea 3 (11,9 kilómetros, con 0,4 en superficie más 1,3 kilómetros de un ramal técnico, con un coste de 1.179 millones y 19 estaciones) saldría a concurso al completo aunque se prioriza la primera fase. La previsión es que se generen 16.169 puestos de trabajos directos e indirectos. Queda descartada por la Junta la ejecución simultánea, por razones económicas y de operatividad, de los tramos pendientes, una de las exigencias del regidor.

Cruz Villalón justificó el teórico arranque en el tramo entre Pino Montano y Bermejales en la gran demanda de está línea, que pasa por zonas muy pobladas, con dos hospitales (Macarena y Virgen del Rocío) y varios centros universitarios. Se espera que la Línea 3 transporte 100.268 viajeros al día y tenga 151.581 habitantes a 500 metros de cada estación. Por ello, es el tramo más rentable, con el mejor ratio de cobertura de explotación (del 74% al 98% del gasto pagado con el billete). Los tiempos entre paradas son: Pino Montano-Prado, 15 minutos; Bermejales-Prado, nueve minutos; y Hospital Macarena-Plaza de Cuba, 17, con transbordo. Con la Línea 1 y la tres, el 40% de los ciudadanos serán potenciales usuarios del metro, indicó Cruz.

El sistema constructivo para la Línea 3 es el de muros-pantalla, que permite estaciones menos profundas y requiere menos tiempo y espacio que la tuneladora. Como novedad del proyecto, está aprovechar la obra en la Ronda para un parking de 600 plazas.