España triplica la tasa de paro mundial

El desempleo alcanza el 20,2% frente al 6,5% de media en el mundo / Con 4,6 millones de parados, nuestro país concentra más del 2% del paro global 

Un trabajador en una fábrica de coches
Un trabajador en una fábrica de coches

Si existe un indicador que permita analizar con claridad la situación económica que atraviesa un país, ése es sin duda el paro y, por desgracia, ahí España pulveriza todas las estadísticas.Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el mundo hay actualmente más de 210 millones de personas en situación de desempleo, lo que se traduce en que la tasa de paro mundial es aproximadamente del 6,5%. Es en este apartado donde se vislumbra la extrema gravedad del momento que vivimos en nuestro país, pues nuestra tasa de paro, situada en el 20,2%, es más del triple que la media global.El número de parados en España alcanza ya los 4,6 millones de personas, lo que nos sitúa en el tercer lugar de las principales economías mundiales, donde sólo tenemos por delante a Estados Unidos (14,6 millones) y Rusia (6,4 millones), ambas con una población muy superior a la nuestra, pero no tan lejos en número de desempleados. En concreto, en el caso del gigante norteamericano, la tasa de paro es del 9,3%, años luz por debajo de nuestro país, donde el indicador engloba ya a una de cada cinco personas en activo.La estadística tampoco nos sonríe cuando nos comparamos con nuestros vecinos europeos, donde España, una vez más, se sale del gráfico en comparación con las principales potencias del viejo continente. Nuestro vecino galo es el que más se nos acerca, con un 10% de parados, lo que supone menos de la mitad que nosotros. Alemania, con un 7%, encabeza el ranking de las grandes economías europeas, seguida de Reino Unido, con un 8%, e Italia, con un 9,1%. Si se comparan estos datos con los de España, no cabe duda de que el desempleo se ha cebado con nuestro país. Con estas circunstancias de por medio, y en vísperas de la cumbre del G-20 en Toronto, la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) ha hecho un llamamiento para que el empleo y la protección social se sitúen en el centro de las políticas de recuperación económica.