Plan renove para las iglesias

Las iglesias de Madrid están de estreno. Más de una veintena de templos han pasado o están pasando por el plan de restauración de edificios religiosos con el que, entre otros proyectos, el Gobierno regional quiere sacar brillo y recuperar el legado histórico de la región.

Las cubiertas de a Iglesia Parroquial de San Ginés en Madrid, declarado Bien de Interés Cultural, han sido restauradas
Las cubiertas de a Iglesia Parroquial de San Ginés en Madrid, declarado Bien de Interés Cultural, han sido restauradas

La Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, que dirige José Luis Martínez-Almeida, conmemora durante en 2010 el 25 aniversario del traspaso de las competencias en materia de conservación y difusión del patrimonio, una celebración que ha venido acompañada de la creación de una nueva categoría de los Premios de Cultura, destinada a reconocer a personas y entidades que hayan contribuido a la recuperación del patrimonio de la región y que, en su primera edición, ha recaído en el organista y ex director de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, Ramón González de Amezúa.

Aunque la labor de conservación del legado histórico de Madrid va más allá de las iglesias, lo cierto es que la calidad de éstas ha convertido su restauración en uno de los proyectos protagonistas del ya conocido como «1% cultural». Un porcentaje, del presupuesto de las obras que se financien total o parcialmente, que desde 2005 destina el Ejecutivo de Esperanza Aguirre a la protección del patrimonio.

Además de plazas, castillos, museos y yacimientos, este año habrá iglesias abiertas después de años cerradas, cimientos de templos olvidados y ahora visitables, mobiliario, cubiertas y órganos centenarios que ahora volverán a sonar.

Por este «plan renove» ya ha pasado el emblemático Conjunto Monumental de San Andrés, en la Plaza de la Paja, y su histórica Capilla del Obispo, uno de los pocos ejemplos del gótico, en estado puro, que hay en Madrid, que se abrió este verano tras décadas cerrada. Otro de las «afortunadas» es la iglesia, el zaguán y las torres del Convento de las Comendadoras de Santiago en Madrid, data del siglo XVII, declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento desde 1970. También pasarán por la «pulidora», la Ermita del San Isidro, que está a punto de terminarse su obra de restauración, la del Puerto o el Monasterio del Corpus Cristi. A la Iglesia de Santa Cruz le llegará su turno de renovación en los próximos meses, al igual que la de Iglesia Santa Bárbara.

De emergencia

Sólo el pasado 7 de octubre el consejo de Gobierno dio luz verde a dos proyectos de conservación del patrimonio religioso de la región. Previsiblemente serán los últimos que pasen por el «plan renove» de 2010. Ambas obras, además, han sido declaradas de urgencia.

Estos últimos templos escogidos para su renovación en 2010 son el convento de Las Trinitarias, cuya restauración de la cubierta y el torreón se realizará por un importe de 390.525,48 euros; así como la cubierta de la Iglesia de San Juan Bautista en Valdaracete, por un importe total de 385.998,07 euros.