Bush prepara la primera transición de un presidente en «tiempos de guerra»

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

George W. Bush se reunirá con Barack Obama el próximo lunes para hablar de la crisis económica y de las guerras abiertas tanto en Irak como en Afganistán. «Nos enfrentamos a retos económicos que no harán una pausa para que se instale el nuevo presidente», señaló Bush, que ayer reunió a su Gabinete en los jardines de la Casa Blanca en un acto que tuvo mucho sabor a despedida.
El mandatario advirtió del peligro de que los terroristas y enemigos de Estados Unidos «exploten este período de cambio», por lo que enfatizó que facilitar el relevo será «una prioridad» del resto de su mandato. «Ésta será la primera transición en tiempos de guerra de un nuevo presidente en cuatro décadas», recordó Bush.
El presidente, que ya el miércoles felicitó a Barack Obama por una «impresionantes victoria», deseó al presidente electo lo mejor «para él y su familia» y dijo que la elección del primero presidente negro de Estados Unidos «nos da a todos una razón para sentirnos orgullosos».
Por su parte, la todavía primera dama de EE UU, Laura Bush, extendió la invitación de visitar la Casa Blanca a Michelle Obama y a sus hijas, Sasha y Malia, que pronto tendrán la primera oportunidad de ver por dentro la que será su residencia durante los próximos cuatro años.