Atlético de Madrid

Cholo ganador de la semana

Cholo a la salida de la iglesia de Portosín, donde disfruta de los sermones del cura
Cholo a la salida de la iglesia de Portosín, donde disfruta de los sermones del cura

Cholo es un perro callejero muy especial que vive en Portosín, La Coruña. Aunque más de una familia ha intentado adoptarlo, Cholo no ha querido encerrarse en un hogar. Así que ahora a Cholo le cuida todo el pueblo, pero en especial tres personas: Manuel, que se encarga de las medicinas y los veterinarios; María Luisa, en cuya casa Cholo duerme – «la llamamos ‘‘la residencia''»–; y María Elena, con quien pasa toda la jornada. Una de las actividades favoritas de Cholo es ir a misa, donde va todos los días, a las siete y media, por cuenta propia. «Incluso el cura del pueblo le defiende de los veraneantes: no quiere que le molesten, es su mejor feligrés», cuenta Manuel. «Además, cuando el cura tarda más de lo normal en la celebración, Cholo le ladra para darle un toque», detalla María Luisa. Apareció abandonado un día, pero pronto consiguió el cariño de todo el pueblo. «Cholo es muy sociable. Siempre viene a saludarte moviendo ya no sólo el rabo, sino todo el cuerpo», añade Manuel.