De reducción de altos cargos nada

De reducción de altos cargos, nada
De reducción de altos cargos, nada

Manuel Pérez Yruela se estrenó ayer como portavoz del Gobierno andaluz y lo hizo con un alarde de sinceridad que no parece que vaya a sentar bien entre los nuevos consejeros del Ejecutivo. Preguntado sobre si los nuevos miembros del Consejo de Gobierno están reduciendo el número de altos cargos tal y como les recomendó el presidente José Antonio Griñán, su respuesta no pudo ser más clara: «Que yo haya oído, no».

Pese a lo que han hecho otros presidentes autonómicos como el socialista Patxi López o el popular Alberto Núñez Feijoó, Griñán decidió no reducir el número de consejerías en su nuevo Gobierno argumentando que «paralizaría la Administración». En cambio, sí solicitó a sus nuevos consejeros que limitaran el número de nombramientos y que además se tuviera en cuenta especialmente el mérito y la capacidad de las personas que ocuparan esos cargos de responsabilidad en la Junta de Andalucía.

La primera premisa fue desmontada ayer mismo por su propio portavoz, la persona encargada de hacer públicas las deliberaciones del Consejo de Gobierno. Sobre la segunda, el mérito de los nuevos altos cargos, Pérez Yruela fue algo más críptico: «Me atrevería a decir que sí, porque lo que sé de los currículos de casi todos los nombrados es que responden a requisitos profesionales, de experiencia y de cualificación bastante notable».

Entre el Consejo de Gobierno de ayer y el del pasado 27 de abril se han producido cinco nombramientos en la Consejería de Economía y Hacienda; cuatro, en Gobernación; otros cuatro en Agricultura y Pesca; seis en Justicia y Administración Pública; uno en Cultura; y otro más en el Servicio Andaluz de Salud. El próximo martes habrá una nueva reunión del Ejecutivo y se producirán nuevos nombramientos. Según el portavoz, esta estructura tiene «gran trascendencia» para el éxito de la «causa pública» y espera que en una semana se finalice este procedimiento.

Por su parte, la oposición continúa con sus reclamaciones de mayor austeridad. Ayer mismo, el presidente del PP-A, Javier Arenas, solicitó una reunión al máximo nivel de los portavoces de los grupos parlamentarios para afrontar medidas nuevas frente a la crisis. Los populares insisten en sus tres ejes básicos, como son «la austeridad, reformas y bajar los impuestos en Andalucía».