Domingo y Rivera lucharán hoy por liderar Ciutadans en la Cámara catalana

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La fratricida guerra de Ciutadans puede desembocar hoy en el esperpento parlamentario, puesto que Albert Rivera y José Domingo pugnarán por asumir el protagonismo durante la sesión de control al presidente de la Generalitat. Rivera ha asumido hasta ahora el papel de mantener el duelo con Montilla cada quince días, pero las cosas han cambiado debido a la rebelión interna protagonizada por Domingo y por Antonio Robles (el tercer diputado del grupo mixto), quienes intentan despojar a Rivera de su condición de líder del grupo mixto.

Domingo y Robles alegan que son mayoría y que, por tanto, están en disposición de reestructurar las funciones del grupo.

Siguiendo este argumento, enviaron el pasado viernes un escrito a la Mesa del Parlament comunicando el nuevo reparto de papeles. Domingo sería el nuevo presidente y portavoz del grupo mixto y Robles el portavoz adjunto. Pero Rivera maniobró dos días antes que ellos comunicando al presidente del Parlament la expulsión de sus diputados rebeldes, quienes han dejado de militar en Ciutadans.

La Mesa del Parlament decidió ayer aplazar su veredicto sobre cómo debe quedar organizado el grupo mixto y pidieron a Rivera «las normas internas que regulan la organización del grupo o, alternativamente, la documentación necesaria» para justificar la expulsión de los dos diputados. En consecuencia,es una incógnita qué ocurrirá hoy.

Durante la habitual rueda de prensa que precede al pleno del Parlament, Rivera aseguró que hoy realizará la pregunta a Montilla durante la sesión de control. Minutos después, compareció Domingo para afirmar lo contrario y llamó «cacique» a su rival. El esperpento está servido.