El «autobombo» del Gobierno cuesta a los españoles 200 millones de euros

El candidato del PP al Congreso, Andrés Ayala, afirma que el «Ministerio de Vivienda es un Ministerio de propaganda».

La Razón
La RazónLa Razón

MURCIA- La campaña de publicidad del PSOE «Con Z de Zapatero», promovida por el presidente del Gobierno para afianzar la imagen de su partido a nivel nacional, le ha salido cara a los españoles. Y es que en los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2007, la formación de la rosa desembolsó, como indicó a LA RAZÓN el candidato del PP al Congreso de los Diputados, Andrés Ayala, un total de 200 millones de euros.

Del otro lado de la balanza, en el mismo periodo, «mientras se destinaba un monto desproporcionado a la promoción socialista, el Ejecutivo central sólo invirtió 40 millones de euros en las subvenciones a la vivienda». En este sentido, «la acción de mirar hacia otro lado y no tomar medidas para frenar la subida de los precios de los inmuebles» ha provocado, entre otras cosas, que el coste de una casa haya aumentado un 41,5 por ciento desde marzo de 2004 hasta septiembre de 2007. Asimismo, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), los tipos de interés también se han incrementado, pasando del 3,5 por ciento de media en marzo de 2004, al 5,42 en agosto de 2007. Respecto a lo anterior, mientras «en España hay ocho millones de familias que poseen una hipoteca», el PSOE difundió el pasado año una campaña que recorrió todos los medios de comunicación. Tras el famoso video de Zapatero, donde expresa que «todo se puede decir con una sonrisa», los socialistas, para el PP, «se han gastado una millonada en promocionar a bombo y platillo» la apertura del AVE Madrid -Barcelona y Madrid-Málaga. De esta forma, tal y como manifiestan los populares, «se han dejado de lado asuntos tan importantes como los relacionados a la vivienda».

Las Comunidades Autónomas gobernadas por el PSOE han incrementado el precio de los pisos en un 44,8 por ciento, y las dirigidas por el PP, un 37. En materia de alquiler, Ayala acusó a la Administración de «provocar un auténtico fracaso», ya que en 27 meses el Ministerio lleva acumuladas pérdidas por valor de siete millonesde euros, y únicamente ha gestionado 5.392 contratos de arrendamiento en toda España.

Lo cierto es que según el PP estos cambios han llegado de forma tardía, y han demostrado que «el Ministerio de Vivienda es un Ministerio de propaganda», porque prometió retocar la Ley para agilizar los desahucios y «no se ha movido pieza alguna», y se anunció que se iban a crear Juzgados específicos de Vivienda, y «no se han creado».

Finalmente, los populares de la Comunidad acusan al Ejecutivo de la Nación de «desatender» temas de vital trascendencia para el devenir de los españoles, a la vez que se centran «en darle fuerza a la publicidad proveniente de su sede, localizada en la calle Ferraz». Semejantes actuaciones «han desembocado que se deje de actuar en los verdaderos problemas de los ciudadanos, debido a que uno de cada diez hogares tiene una deuda que triplica su renta anual. El endeudamiento a largo plazo roza los 800.000 millones de euros.