El Gobierno aprueba la línea de crédito para medianas empresas dotada con 6000 euros

El Consejo de Ministros dio luz verde a la puesta en marcha a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) de nueva línea de liquidez de 6.000 millones para mejorar financiación del circulante de las medianas empresas solventes y viables, una de las medidas a la que se comprometió el presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero con los responsables de la CEOE en el almuerzo mantenido la semana pasada en Moncloa. La financiación a las medianas empresas que se enfrentan a una situación transitoria de restricción de credito se aportará a partes iguales por el ICO (3.000 millones de euros) y las entidades financieras -otros 6.000 millones). Los créditos tendrán un importe máximo de 10 millones de euros a devolver en un plazo de tres años, con uno de carencia en el pago del principal. Podrán acogerse a esta nueva línea las empresas que por su tamaño queden fuera de la Línea ICO-liquidez para pymes y que durante 2008 hayan cumplido alguno de los siguientes requisitos: realizar actividades de Investigación, Desarrollo e Innovación que representen, al menos, el 1% sobre su cifra anual de negocio, haber creado o mantenido empleo neto o realizar actividades internacionales de manera que, al menos, el 25% de su cifra de negocio se haya producido fuera de España. Además, las empresas que se acojan a esta línea deberán cumplir otros tres requisitos adicionales: su volumen de negocio anual no puede superar los 4.500 millones de euros, no podrán estar participadas en un 25% o más por una empresa o conjunto de empresas cuyo volumen de negocio anual sea superior a 4.500 millones de euros y tendrán que estar al corriente de pago con la entidad de crédito con la que vaya a formalizar el préstamo. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega destacó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el ICO ha concedido financiación a pymes y autónomos por importe de 2.400 millones de euros en los dos primeros meses de 2009, correspondientes a 8.000 operaciones de crédito, de los que 432 millones corresponde a los últimos 15 días, lo que demuesta que las medidas comienzan a ponerse en funcionamiento con eficacia. El ICo concedió en 2008 un total de 250.000 préstamos a empresas y ciudadanos por importe de 16.175 millones de euro, lo que supone haber ejecutado el 136,2% del objetivo marcado en 11.874,31 millones de euros. Del cuarto de millón de préstamos, 130.000 fueron suscritos por autónomos y empresas y los 120.000 restante por ciudadanos, mediante los diferentes programas de financiación del ICO. Para realizar estas operaciones, el ICO acudió a los mercados de capitales realizando operaciones de financiación por importe de 19.340 millones de contravalor en euros, de los que 14.625 millones corresponden a emisiones a medio y largo plazo y 4.715 millones a emisiones a corto plazo. El ICO obtuvo en 2008 un beneficio acumulado después de impuestos de 88,72 millones de euros, lo que representa un aumento del 7,7% respecto al año anterior.