El PSOE busca a una mujer con gancho electoral como número dos en las europeas

El PSOE busca a una mujer con gancho electoral como número dos de su lista
El PSOE busca a una mujer con gancho electoral como número dos de su lista

El PSOE busca como número dos de su candidatura a las elecciones europeas a una mujer con tirón electoral, un puesto para el que se manejan los nombres de las ex ministras Carmen Calvo y Cristina Narbona, así como el de la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez. Según han explicado a Efe fuentes del PSOE, se trata de reforzar la lista que encabeza Juan Fernando López Aguilar para los comicios del próximo 7 de junio y contrarrestar la designación de Jaime Mayor Oreja como candidato del PP. Mañana lunes, la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE aprobará la convocatoria para el día 18 de abril del Consejo Federal, que aprobará la candidatura definitiva para las europeas. Los socialistas quieren formar un tándem potente para la convocatoria de junio que les permita neutralizar, en la medida de lo posible, el gancho de Jaime Mayor Oreja entre la ciudadanía. Por ello, su estrategia es que al ex ministro de Justicia le acompañe una mujer con tirón entre los electores, puesto para el que se barajan nombres como los de Carmen Calvo, Cristina Narbona o Trinidad Jiménez. Narbona fue titular de Medio Ambiente con José Luis Rodríguez Zapatero, un departamento en el que fue la primera secretaria de Estado, en la etapa de Gobierno de Felipe González, mientras que Calvo fue ministra de Cultura en la pasada legislatura y después vicepresidenta primera del Congreso de los Diputados. Trinidad Jiménez, una persona de la total confianza de Zapatero, de acuerdo con las fuentes, formó parte de la dirección socialista y después encabezó la candidatura del PSOE al Ayuntamiento de Madrid en el año 2003, en un momento de gran dificultad para los socialistas. Al parecer, Zapatero sería partidario de que Jiménez continúe de momento en la Secretaría de Estado para Iberoamérica, donde considera que está desempeñando una importante labor, tanto desde el punto de vista político como de relaciones económicas. Opinión que ya habría trasladado al vicesecretario general del PSOE, José Blanco, y a la secretaria de Organización, Leire Pajín, de acuerdo con las mismas fuentes. Mientras tanto, Narbona está disfrutando de su actual cargo como embajadora de España ante la OCDE y no estaría demasiada predispuesta a cambiar, tras ser sondeada por el partido para presentarse a las elecciones europeas. Carmen Calvo, que fue consejera de Cultura en la Junta de Andalucía, está apadrinada por Manuel Chaves y ella no ve con malos ojos esta posibilidad, sobre todo después de que abandonara la primera fila de la política tras su salida del Ministerio, a ocho meses del final de la anterior legislatura. En el anterior Consejo Federal del PSOE, celebrado el pasado mes de noviembre, los socialistas dieron el visto bueno a López Aguilar como número uno. Aunque las elecciones vascas y gallegas han hecho que las europeas pasaran a un segundo plano en los dos últimos meses, lo cierto es que la dirección del partido no ha dejado de lado la cita de junio. Tras los resultados de las elecciones del 1 de marzo, en las que los socialistas perdieron el Gobierno de Galicia, están más persuadidos que nunca de la importancia de los comicios de junio, tal y como aseguran las fuentes. Una victoria frente al PP, según su apreciación, no sólo fortalecería al PSOE, sino también al Gobierno de Zapatero, que comienza a acusar el desgaste por la crisis económica. Ya se sabe que el cabeza de lista en las elecciones de 2004, Josep Borrell, no repetirá en la lista, ni la número dos de entonces, Rosa Díez (que abandonó el partido y fundó UPyD), ni Elena Valenciano, actualmente diputada nacional, ni Bárbara Dührkop, quien ha mostrado su voluntad de no continuar. Quien sí es seguro que formará parte de la candidatura es el catalán Ramón Obiols, impulsado por el PSC.