Fiat utiliza la energía solar y el hidrógeno

El prototipo Phylla de la casa italiana se pondrá a ala venta en Brasil si los resultados son positivos

Fiat utiliza la energía solar y el hidrógeno
Fiat utiliza la energía solar y el hidrógeno

Dentro de la innovación en lo que se refiere a economía de combustibles y uso de energías alternativas, Fiat siempre ha ocupado un lugar preferente. Fue la primera empresa en comercializar un tipo de centralita electrónica que regulaba el motor adaptándolo al tipo de combustible que se empleara. Un invento que permitía la utilización de combustibles derivados de productos orgánicos mezclados con gasolina, según la proporción que pudiera introducir el usuario en el depósito.

Esta centralita, denominada Multifuel, logra adaptarse a la realidad de la distribución de los biocombustibles, muy precaria por el momento en la mayoría de los mercados. Así, si un usuario dispone de una gasolinera con biocombustible cerca de casa, puede funcionar sin problemas con su coche hasta una proporción máxima del 25 por ciento de bio. Pero si este mismo usuario se aleja de su punto de compra habitual y, en un viaje largo, no encuentra un surtidor bio, puede seguir utilizando su vehículo normalmente. La centralita electrónica se adapta a la proporción de biocombustible que haya en el depósito. Todo queda en manos de la electrónica y el conductor no tiene que preocuparse de nada.

La casa italiana da ahora un nuevo paso en esta evolución al presentar el prototipo Phylla, desarrollado en el centro de investigaciones de Fiat y el Instituto Europeo del Diseño, y, además, la empresa de los Agnelli tiene prevista su producción en las factorías de Bello Horizante, en Brasil. Se trata de un utilitario, ideal para el tráfico urbano, que incorpora una modalidad de combustible bastante innovadora. Es un modelo híbrido que, a diferencia de la mayoría de los coches de este tipo que utilizan conjuntamente motores gasolina o diésel complementados con electricidad, este combina la energía solar con el hidrógeno.

Por el momento, el prototipo de la firma italiana está en fase experimental, pero, si los resultados son satisfactorios, se pondrá a la venta en Brasil para, posteriormente, comenzar su exportación por Sudamérica y después por Europa.

 

Mercado de futuro

Podrá así afrontar la demanda creciente que se espera para coches híbridos en los próximos años. En un estudio elaborado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía y la Fundación para la Seguridad del Automóvil, se espera que, en el año 2015, uno de cada diez coches que se vendan en nuestro mercado sea de motor híbrido.

En 2020 el parque de vehículos con combustibles tradicionales, como gasolina y diésel, continuará siendo mayoría en las estadísticas de ventas, pero su rendimiento será mucho más eficaz, para poder lograr iguales o mejores prestaciones con mucho menos consumo. De igual forma, se calcula que el 20 por ciento del combustible que se consuma en España será de biocarburantes. Las previsiones avanzan que, a largo plazo, tendrán presencia todas las tecnologías existentes hoy, especialmente las que sean más respetuosas con el entorno.

El estudio trata asimismo del cambio que experimentará el sector de componentes del automóvil ante la consolidación de un mercado basado en las nuevas propulsiones y que traerá aparejada la progresiva multiplicación de la oferta en combustibles. Todas las empresas vinculadas con el sector de la automoción deberán adaptarse a la nueva realidad de unos consumidores que, día a día, demandarán soluciones más limpias para sus automóviles.