Gallardón llama a «superar divisiones artificiales» en un 2009 de crisis

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha hecho hoy, en su mensaje de Navidad, un llamamiento a «superar las divisiones artificialmente creadas en la sociedad en los últimos años», aunque «sin renunciar a las ideas propias», para afrontar un año 2009 de crisis. 

Esa será la forma, además, de alcanzar dos "metas"para el próximo año, la primera de ellas "la erradicación de toda forma de violencia en el seno de nuestra sociedad, como la que sufren tantas mujeres, o como la que se ha cobrado la vida de cuatro inocentes a manos del terrorismo".
El otro "desafío, de naturaleza mucho más gozosa", ha dicho, será "convencer al mundo de que Madrid es la mejor ciudad del planeta para celebrar los Juegos de 2016", un empeño en la que el alcalde dice saber que los madrileños se van a volcar, por ejemplo durante la visita a la ciudad del Comité Olímpico Internacional en mayo.
Ruiz-Gallardón cree que los madrileños han "trabajado duramente para modernizar la ciudad"y que "esos progresos sirven para atenuar las consecuencias de una grave crisis nacional", pero no oculta que, "a pesar de todo, los efectos de ésta se hacen sentir también en la vida de muchas familias madrileñas".
A su juicio, Madrid es actualmente "una ciudad renovada"con "unas infraestructuras de vanguardia y un entorno urbano más amable y hospitalario", y "esos avances, fruto de un sentido previsor, pueden ayudarnos a recuperar el dinamismo antes que otras grandes ciudades del mundo".
"Pero, por encima de todo eso -ha declarado-, hoy valemos lo que nuestro afán de cercanía a los demás, lo que nuestra disposición a la colaboración, lo que nuestra mentalidad abierta e integradora, que destierra la intransigencia y evita las trampas del miedo o la insensibilidad".
Entiende el alcalde "que ha llegado un tiempo nuevo, en el que todos, de los trabajadores a los empresarios, de los responsables políticos al conjunto de la ciudadanía, tenemos que centrarnos en las tareas esenciales y superar las divisiones artificialmente creadas en la sociedad en los últimos años".
Y ello, ha señalado, "sin renunciar a las ideas propias, pero siendo conscientes, como hace tres décadas, cuando supimos hacer ese ejercicio de inteligencia y buena voluntad que culminó en la Constitución, de que los grandes retos, como ciudad y como país, sólo podemos afrontarlos juntos".
"Tenemos en el horizonte muchos de esos retos, que nos permitirán demostrar que sabemos estar a la altura de las circunstancias y que saldremos adelante, igual que en otras ocasiones", ha manifestado Ruiz-Gallardón, que ha augurado que en 2009 "vamos a conocer, pues, horas de esfuerzo y perseverancia, que al final deben verse recompensadas".
"Vuestro Alcalde os desea que las viváis, desde estas mismas fechas, con alegría y confianza. Feliz Navidad", ha concluido su mensaje.