Gasol rescata a los Lakers

Gasol rescata a los Lakers
Gasol rescata a los Lakers

Pau Gasol es capaz de dar un paso al frente siempre que se le necesita. En la prórroga del segundo partido de la final, y después de que Kobe fuera incapaz de evitar el tiempo extra por su egoísmo, Gasol levantó la voz. Defendió con la misma intensidad que en los 39 minutos anteriores a Howard y anotó siete puntos –cinco tiros libres sin fallo incluidos– que no tuvieron respuesta de los Magic. La serie ahora se traslada a Florida. Los tres siguientes partidos se disputan en la cancha de Orlando, aunque los Lakers sólo necesitan dos victorias más para conseguir el anillo.

 

El de Sant Boi es uno de los po- cos jugadores capaces de mejorar una vez instalados en la superélite. Este año, y especialmente durante los «play-offs», lo ha hecho. En la final ante los Celtics sufrió a Kevin Garnett y alimentó a los críticos que le tachaban de blando. Ha trabajado todo el año para llegar a estas alturas en un momento de forma desconocida. En ataque, su talento le sobra para marcar diferencias. Pero es atrás donde ha aparecido el nuevo Pau. Un jugador diferente al del Barça, los Grizzlies y la selección. «He mejorado físicamente. He trabajado duro todo el año, me siento más fuerte y hasta ahora las cosas han funcionado», afirmó después de reducir a Howard.

 

Los Magic, que erraron una bandeja a seis décimas del final, se parecieron muy poco a los del primer partido. Apareció su triángulo. Lewis anotó 34 puntos (18 de los 20 que sumó Orlando en el segundo cuarto); Turkoglu demostró que es el alma del equipo y Howard apareció cuando se lo permitió Gasol. Pero en el triángulo de los Lakers hubo un jugador más decisivo, y ése fue Pau.