«Hemos de aprender de Europa sobre conciliación laboral»

Los españoles trabajan 200 horas al año más que en otros países

Mujer, Familia y Trabajo nació en 2001 para dar respuesta a los problemas a los que se enfrentan las familias día a día: equilibrar su trayectoria profesional con su vida personal. Busca crear un modelo social y empresarial que permita la conciliación y favorezca la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. La fundación, presidida por Gloria Juste, cierra hoy su III Congreso Anual, que contó ayer con la presencia de la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre.

 

–¿Qué motivó la creación de la fundación?

 

–Un grupo de profesionales preocupados por la dificultad para compaginar la vida familiar con una trayectoria profesional. La Fundación «provoca» un debate: que la conciliación es un gran valor que favorece la igualdad, beneficia a las empresas y apoya a las familias.

 

–La mayoría de las jóvenes, según vuestra encuesta, anteponen familia a trabajo.

 

–Trabajamos con universitarios porque, en ese momento de su vida, es cuando toman decisiones importantes que pueden afectar a su futuro. Hemos hecho un estudio con mas de 1.000 estudiantes y los resultados son llamativos. El 86% considera que el trabajo, además de una necesidad económica, es una inquietud personal.

 

–¿Son los horarios españoles aptos para compatibilizarlos con la familia?

 

–En absoluto. Necesitamos un cambio de cultura y de mentalidad. Una adaptación a prácticas más europeas ayudaría mucho. La clave se encuentra en la flexibilidad de horarios y de espacio, y en la flexibilidad en la forma de trabajar y de dirigir.

 

–¿Está España en peor situación que otros países europeos?

 

 –Cada español trabajó en 2006 casi 1.800 horas, 200 más que todos nuestros vecinos. Sin embargo, nuestra tasa de productividad es la tercera por la cola. La mujer española es de las peores pagadas, con una diferencia salarial de 26% sobre los hombres. Nuestro PIB dedica casi 6 puntos menos a protección de la familia... Sí, tenemos aún mucho que aprender.

 

 –¿Qué opina sobre la reforma de la Ley del Aborto?

 

–El derecho de la mujer no está por encima del derecho del hombre, y mucho menos del de los niños. La lucha se debe centrar en ofrecer a las embarazadas todo tipo de apoyos para que realmente pueda sacar adelante a los niños. Con ayuda, es raro que una mujer bien informada decida acabar con la vida de su bebé.